Mercado

Marta Blázquez (Faconauto): "Hay que prorrogar los ERTE por fuerza mayor"

La vicepresidenta de los concesionarios pide un plan Renove "generoso" que incluya diésel y gasolina en la serie #ComoSalimosdelaCrisis

Marta Blázquez, vicepresidenta ejecutiva de Faconauto, responde #ComoSalimosdelaCrisis

Toni Fuentes

16.04.2020 00:18h

4 min

Los concesionarios de automóviles siguen prácticamente paralizados con 150.000 empleados afectados por los expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). El impacto del parón provocado por el coronavirus ha refrescado la pesadilla que supuso la crisis financiera iniciada en 2008, que causó una sangría de empleos que Faconauto ​quiere evitar a toda costa. Para ello, la vicepresidenta ejecutiva de Faconauto, Marta Blázquez, propone una prórroga de los ERTE por causa de fuerza mayor para que los concesionarios puedan mantener esos 150.000 trabajadores.

Esa propuesta forma parte de las recetas de la patronal de la distribución de vehículos explicadas por Marta Blázquez en la serie de entrevistas con los líderes del sector de automoción de la web Coche Global. Todos responden la pregunta básica de #CómoSalimosdelaCrisis, la misma que la web pregunta a las empresas del sector en la encuesta Auto Mobility Trends actualizada con motivo del Covid-19. 

"La prioridad de los concesionarios fue mantener el empleo acogiéndose a los ERTE por causa de fuerza mayor. Ha sido una odisea porque fue un proceso muy angustioso por los criterios de aplicación", explica la representante de los puntos de venta y los talleres oficiales de las marcas de vehículos.

Propuesta laboral

De 161.000 empleos de los concesionarios, hay 150.000 afectados por los ERTE y 11.000 trabajando por si hay algún servicio para vehículos de emergencias y otros similares que siguen en activo. "Nuestra propuesta es que los ERTE por fuerza mayor se amplíen en el tiempo. Entendemos que la actividad de venta y reparación de vehículos no estará en los niveles anteriores a la crisis desde el minuto uno. La mejor fórmula es continuar los ERTE por fuerza mayor y cuando acabe la prórroga que los concesionarios se puedan acoger a ERTE por causas productivas y económicas para mantener el empleo y retener el talento", asegura.

Las caídas del mercado van a estar en torno al 35% en 2020 siempre que la actividad vuelva en breve, según la vicepresidenta de Faconauto. "Estar en 800.000 unidades -dice- no pasaba desde 2011. No queremos que vuelva a pasar la crisis de empleo de ese año".   

El mantenimiento del empleo depende de la actividad y también de la liquidez económica de las empresas. "Para tener liquidez hay dos fórmulas. Los créditos ICO, aunque tendría que haber una línea especial para el automóvil, y el aplazamiento de impuestos, que está limitado a las pymes. Los concesionarios tienen una facturación de 100 o 150 millones pero es muy similar a una pyme en rentabilidad. Nuestra petición es que se tenga en cuenta esa característica y que se permita ese aplazamiento de impuestos a empresas que estén por debajo de 200 millones de facturación", explica Marta Blázquez. 

Aplazar impuestos

Pone un ejemplo del problema inmediato que tienen que afrontar las empresas de distribución de vehículos. "De media un concesionario puede pagar medio millón de IVA el día 20 cuando no están facturando nada. Hay que ayudarles a que no entren en quiebra de caja".

En ese contexto, las asociaciones de concesionarios están trabajando con las marcas para mejorar la liquidez, "aunque es verdad que la respuesta no siempre es la misma", advierte. "Hay una parálisis total. Los concesionarios están diciendo a las marcas que hay que paralizarlo todo, no se pueden hacer inversiones. No puede haber ninguna tentación de las marcas de pedir cosas inviables".

Las redes oficiales de venta y reparación de vehículos también trabajan en la preparación de la deshibernación económica. "Pedimos una apuesta firme y decidida del Gobierno con un plan que estimule la demanda. El comprador tiene que encontrar la liquidez suficiente para comprar o cambiar un vehículo. Es verdad que quizá hay que primar más los vehículos de cero emisiones o los híbridos enchufables, pero necesitamos que el plan acoja también a diésel y gasolina que son respetuosos con las normas. Tiene que ser un plan generoso que acoja todas las tecnologías disponibles".

Para que se reactive la actividad de forma progresiva, "es vital que tanto los trabajadores como los clientes se sientan seguros y que eso no sea un freno al estímulo de la demanda". 

Concesionarios más digitales

"Esto nos va a cambiar a todos -dice-, nuestra forma de actuar como clientes y como seres sociales. Estamos vigilando de cerca a China, donde la parte digital está supliendo la falta de actividad y de visitas en concesionarios. Aquí los concesionarios tienen que ponerse a ello viendo la manera de potenciar el canal digital".

El enorme desafío que supone esta crisis ha demostrado, según Marta Blázuez, que "la unidad de acción es fundamental para cuando vienen mal dadas. Lo estamos viendo con Anfac, Sernauto y los sindicatos porque el enemigo no está dentro, es el mercado, las crisis, otros competidores... pero la unión nos fortalece".

El barómetro Auto Mobility Trends es una iniciativa de la web Coche Global y la consultora YGroup Companies que pretende ofrecer al sector una herramienta transversal de diagnóstico de la evolución de la automoción en un momento que ya era de gran incertidumbre antes de la actual crisis debido a la transición energética y los nuevos hábitos de consumo. La primera oleada del sondeo se llevó a cabo justo en febrero, cuando empezaban a verse los efectos del Covid-19

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.