Mercado

PSA alerta de que España necesita más las ayudas a los eléctricos

El director de Comunicación, José Antonio León Capitán, dice que el grupo "está preparado" para cumplir con el objetivo de CO2

José Antonio León Capitán explica la electrificación de PSA

Toni Fuentes

16.12.2019 22:00h

3 min

El Grupo PSA confía en cumplir con los objetivos de reducción de CO2 de la UE. Para ello es necesario que las ventas de vehículos electrificados alcencen el 7% del mercado en 2020, un objetivo ambicioso especialmente en países como España. La compañía, que dispone ya de nueve modelos eléctricos o híbridos de las marcas Peugeot, Citroën, Opel y DS, alerta de que los fabricantes de automóviles necesitarán de la ayuda de las administraciones para reducir el precio de los coches eléctricos. Los incentivos a la compra de turismos eléctricos hacen más falta en países como España, que está a la cola de la electromovilidad en Europa, según explica a Coche Global José Antonio León Capitán, director de Comunicación y Relaciones Institucionales de PSA en España.  

"Trabajamos en un escenario de un mercado de vehículos electrificados del 7% en 2020 con lo que cumpliremos los objetivos de emisiones de CO2 que nos marca la Unión Europea. El grupo va a cumplir sí o sí. Estamos preparados en este momento con la gama que viene para llegar a ese objetivo", asegura León Capitán en una entrevista con motivo de la presentación de la estrategia de electrificación de PSA en España.

El reto de la movilidad eléctrica es todavía más desafiante en España, que está a la cola de Europa en puntos de recarga, según el último barómetro de electromovilidad de Anfac. "La implantación rápida de una red de puntos de recarga nos ayudará a vender más coche electrificados porque el cliente se sentirá más seguro porque tiene cerca un punto para cargar su coche", subraya el responsable institucional de PSA. 

Paliar el 40% del coste de las baterías

Además de disponer de más puntos de carga, la otra gran clave del despegue de la electromovilidad consiste en suavizar la diferencia de precio de estos modelos con los homólogos de gasolina y diésel. "Los incentivos también ayudarán -dice el directivo-. Hay países del norte de Europa, en Alemania y Francia que tienen incentivos duraderos en el tiempo e importantes para la compra de coches eléctricos porque siguen siendo caros. Dependemos de las baterías, que no se fabrican en Europa. El 40% del coste de un vehículo eléctrico depende de la batería. Por tanto no podemos hacer más como fabricantes para bajar el precio del coche porque tenemos ese coste adicional". 

Por ese motivo, José Antonio León Capitán subraya que "en la medida en que los Gobiernos nos ayuden incentivando directamente la compra de coches eléctricos el mercado se dinamizará más". Ese impulso a las ventas de eléctricos es más necesario cuando el nuevo mercado tiene niveles muy bajos. "Sobre todo hacen falta en países como España con poca tradición de mercados electrificados. Solamente menos de un 1% del mercado es de este tipo de vehículos, por lo tanto todavía falta mucho por hacer".

Los fabricantes han venido reclamando a los últimos gobiernos centrales la aprobación de un plan de apoyo a la movilidad eléctrica similar al de Alemania y Francia, que ofrecen ayudas de forma estable con un horizonte de varios años e importantes dotaciones presupuestarias. Los fabricantes han reclamado nuevamente al Ejecutivo que incentive los coches eléctricos mediante la rebaja del IVA, una vía similar a la que ha llevado a Noruega a liderar el desarrollo de la movilidad eléctrica.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.