Industria

PSA pacta el convenio de Vigo y Madrid y plantea un ERE en Zaragoza

La compañía quiere prescindir de 461 empleados de 61 años en la factoría de Figueruelas y acuerda mejoras en empleo y sueldo variable en las otras

Fábrica de PSA de Madrid

Fábrica de PSA de Madrid

Ángel González

10.02.2020 23:34h

5 min

Las fábricas del grupo PSA de Vigo y Madrid ya están mejor preparadas para afrontar los retos del sector de automoción. Las dos plantas han firmado este lunes los acuerdos para los convenios colectivos que incorporan algunas novedades como compromisos para el mantenimiento del empleo y una parte del sueldo vinculada a objetivos. Además, la compañía ha planteado en Zaragoza un ERE para prescindir de 461 empleados con 61 años y rejuvenecer la plantilla. 

En Vigo, el nuevo convenio colectivo solo tiene el apoyo del  sindicato mayoritario (Sindicato Independiente de Trabajadores, SIT), mientras que CCOO, CIG y CUT han considerado "insuficientes" las medidas recogidas en el documento y los dos primeros lo han rechazado. El convenio se basa en la última oferta de la compañía, que planteaba un incremento salarial medio del 3,18% (que representa un 2% consolidado y un 1,18% en prima) en la parte fija de las nóminas de la plantilla para 2020. El acuerdo incluye también una cláusula de garantía que se aplicaría si las ventas del mercado europeo alcanzan los 15 millones de vehículos al año.

Mejora del empleo

En cuanto a la prima variable, no sujeta a objetivos, la empresa ha mantenido su oferta de que el 30% de la misma sea lineal y el 70% restante se ajuste al salario de cada persona. También ha mantenido la oferta de una nueva prima si se alcanzan los objetivos de calidad España fijados anualmente, que sería de 140 euros brutos lineales.

PSA también ofreció la conversión de 350 empleados en indefinidos y que otros 350 trabajadores a tiempo parcial pasen a ejercer su labor a jornada completa, y 350 retiradas de la cláusula de variabilidad (que implica que los trabajadores que pasan de 4 a 8 horas puedan ver reducida su jornada a 6 horas por cuestiones de producción).

En Madrid, la dirección del Grupo PSA y los sindicatos han llegado a un acuerdo para la firma del nuevo convenio colectivo de la fábrica de Madrid que recoge una subida salarial del IPC real y un "compromiso de empleo". PSA destacó que la firma de este acuerdo para el período 2020-2023 contó con una participación del 88% del comité de empresa (UGT, USO, CCP y CC.OO.) y resaltó que en este período se implementarán medidas de conciliación y se establece un compromiso de empleo "orientado a la perennización del centro industrial".

La empresa indicó que entre los puntos acordados se encuentra el establecimiento de un sistema de revisión salarial que mejora el poder adquisitivo de los trabajadores, así como de un dispositivo de retribución variable anual vinculado a objetivos.

Medidas de flexibilidad

Igualmente, los trabajadores y la dirección de la compañía pactaron la instrumentalización de medidas de flexibilidad "acordes a la realidad industrial y de mercado" y también llevar a cabo una transformación fotovoltaica de este centro productivo. En cuanto a medidas de conciliación, el documento contempla trabajo a distancia, así como un procedimiento de adaptación de jornada y horarios en relación a las situación personales y también la regulación del derecho a la desconexión digital. También se llevará a cabo la creación de un banco de tiempo solidario, alimentado por donaciones de horas de empresa y trabajadores para el uso solidario de la plantilla en situación de cuidado a asistencia a familiares.

PSA subrayó que el "éxito" del diálogo social ha permitido la firma de este acuerdo "pionero en medidas de conciliación y bienestar en el trabajo", así como la integración de los elementos que aseguran la competitividad del centro en los próximos años. "Este nuevo acuerdo se basa en un compromiso firme de las partes que lo han suscrito para crear las condiciones de rentabilidad necesarias en un sector en plena transformación y a la vez, responder a los retos de la sociedad actual en materia de conciliación, igualdad, integración de la diversidad y creación de valor para el bienestar personal y profesional de las personas trabajadoras del centro", apuntó el grupo francés.

ERE en Zaragoza

En la factoría de Opel de Zaragoza, PSA ha propuesto un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para los 461 trabajadores de la planta zaragozana de Figueruelas nacidos en 1959. Esta fórmula ya la utilizó la compañía el año pasado para renovar a su plantilla, aunque entonces también puso encima de la mesa la posibilidad de hacer jubilaciones mediante contratos de relevo, algo que, en esta ocasión, por el momento la empresa no ha planteado, pero sí que lo han reclamado los sindicatos.

En declaraciones a Europa Press, la presidenta del comité de empresa, Sara Martín (UGT), ha explicado que la reunión de este lunes ha sido "un formalismo" para abrir la mesa de negociación del ERE. "La empresa lo que nos ha dicho es que va a afectar a 461 compañeros que cumplen a lo largo de este año 61 años".

Negociación en marcha

De esta forma, la dirección de PSA ha sugerido que la salida de los trabajadores sea como mínimo a los 61 años y seis meses y como máximo 62. "No han hecho ningún planteamiento económico, no nos han aclarado si todos van a salir por ERE, por lo que todos los sindicatos hemos dicho que nos gustaría que se siguiera contando con el contrato de relevo, aunque de momento no había ninguna respuesta", ha detallado.

Por su parte, el representante de CCOO en la planta, Chema Fernando, ha agregado que la parte sindical ha advertido a la empresa de que las condiciones económicas "no pueden ser inferiores a las que ha habido en ERE anteriores". Ha insistido en que les gustaría que un porcentaje de estas personas que salen de la factoría lo hiciesen a través de un contrato de relevo.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.