Tendencias

Movilidad compartida muy desigual en España

Barcelona queda muy por detrás de Madrid en el nuevo servicio, que suma casi 20.000 vehículos tras 15 años de vida

Prueba piloto del 'carsharing' eléctrico de Zity en Barcelona

Prueba piloto del 'carsharing' eléctrico de Zity en Barcelona

Ángel González

27.12.2019 01:13h

4 min

La movilidad compartida ha crecido exponencialmente en los últimos años, aunque con una implantación muy desigual. Aunque la movilidad compartida moderna se inició en Barcelona en 2004 con el inicio del servicio de Avancar, la capital catalana ha quedado relegada a la cola de la nueva tendencia frente a Madrid, que acapara la mayor parte de los 20.000 vehículos en servicio entre coches, motos y patinetes.

Avancar dejó de operar a finales de febrero por arrojar pérdidas en su balance. Sin embargo, las empresas de "carsharing", "motosharing" y patinetes de uso por minutos se han multiplicado progresivamente en las grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia, con una monumental eclosión en los últimos 4 años.

En Madrid, que es la capital más poblada con 3,22 millones de personas censadas en 2018, se concentran ya más de 15.000 de estos vehículos y artilugios con motores cero emisiones. En noviembre de 2015 irrumpió la actividad de los pequeños urbanos de Mercedes, los Smart, de la empresa Car2Go. Desde entonces, Madrid suma actualmente unos 2.600 vehículos de "carsharing", con más de medio millón de usuarios registrados.

Madrid, laboratorio de 'carsharing'

Las cuatro empresas que ofrecen el servicio de alquiler de coches por minutos se concentran en Madrid (ShareNow, Free2Move, Zity y Wibble), con una más operando en Barcelona (Like). Para 2020 se extenderán por Bilbao (Ibilkarri y Clickcar), Valencia (Cargreen) y la región de Asturias (grupo Baldajos).

La pionera Car2Go -ahora bajo la marca ShareNow- cuenta con 850 vehículos eléctricos de la automovilística Mercedes-Daimler en los modelos de dos y cuatro plazas Smart (Fortwo y Forfour). Del Grupo PSA surgió eMove en 2016 -ahora Free2Move- con el modelo eléctrico Citroën C-Zero (600 unidades) y 10 Citroën Berlingo. El planteamiento es el de seguir creciendo y llevar sus servicios a otras grandes ciudades españolas.

En 2018 irrumpió Zity en la capital, la empresa fundada por Ferrovial y Renault, con el modelo hasta entonces más espacioso, el Renault Zoe, cuya flota es de 658 unidades. La coreana Kia lanzó poco después, en junio, Wible junto con Repsol, con alquileres por minutos y también por horas y 500 unidades ahora casi todas del modelo eléctrico puro Niro.

Nuevos proyectos

En Barcelona y desde mayo funciona el "carsharing" de Like, con un proyecto de 150 vehículos eléctricos de diversas marcas y a la espera de una regulación municipal más definida sobre estos servicios. También en la Ciudad Condal y en Madrid, Ubeeqo, la antigua BlueMove y propiedad del grupo Europcar Mobility, presenta una flota de 300 vehículos de distintos modelos y marcas.

Para el próximo curso, el grupo Baldajos prepara 60 coches eléctricos para ofrecer servicios por minutos y horas en Oviedo, Gijón, Avilés, Llanera y en el Aeropuerto de Asturias. En Bilbao, Ibilkarri y Clickcar ofrecen servicios especiales de 24 horas, 7 días a la semana pagando por kilómetros y horas de uso, en tanto que Valencia ha permitido en pruebas el servicio de Cargreen.

Seat ha extendido el servicio de "carsharing" Respiro, con bases fijas en aparcamientos, de Madrid a L'Hospitalet como antesala de Barcelona. Además, ha empezado a ofrecer el servicio a empresas. La nueva estrategia de movilidad urbana de la compañía viene de la mano de vehículos como el nuevo Mii electric, el Seat Minimó y el Seat-eXS kickscooter.

Más motos en Madrid

Madrid también concentra el mayor número de unidades de motos y scooter eléctricas de uso compartido y pago por minutos. Las empresas Coup, con 1.300 motos eléctricas fabricadas por Gogoro; eCooltra (1.560 unidades de Govecs), Acciona (1.200, Silence), Movo (300, Niu) y Muving (más de 800, Torrot) son los cinco servicios de "motosharing" desplegados en la capital.

Coup, del grupo alemán Bosch, ha anunciado, no obstante, que dejará de prestar sus servicios en Madrid en una fecha próxima, pero aún por determinar, debido a los elevados costes y a la fuerte competitividad.

También se pueden encontrar estas motos aparcadas en las calles de Barcelona, Valencia o Sevilla, por eCooltra, Acciona y Muving, esta última también con unidades en Sevilla, Cádiz, Málaga, Zaragoza, Córdoba.

La eclosión de los patinetes eléctricos compartidos han tenido su máximo escaparate en Madrid, donde están autorizadas para operar 21 compañías, si bien no todas prestan servicio.

Más de 7.500 patinetes de empresas como Flash (1.315 unidades), Koko (981), Bolt (750) o Ari (420) conviven con las cerca de 5.000 motos compartidas y 2.600 coches eléctricos por minutos que conforman un nuevo paisaje urbano "limpio" ante las restricciones y la congestión del tráfico rodado. 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.