Industria

Seat Tarraco, un español en la fábrica más grande del mundo

Uno de cada cinco vehículos producidos en una línea de Wolfsburg corresponden al SUV de la marca española

Producción del Seat Tarraco en la fábrica de Volkswagen en Wolfsburg, la más grande del mundo

Toni Fuentes

08.04.2019 01:08h

2 min

Después de ver una buena parte de las fábricas de automóviles, la planta de Volkswagen en Wolfsburg sorprende a cualquiera. Detrás de los muros de la vieja fábrica construida en 1938 y catalogada como patrimonio histórico se oculta la planta de vehículos más grande y una de las más modernas del mundo. En esa ciudad se ha hecho un hueco el Seat Tarraco, que desde final de 2018 comparte línea de montaje con otros modelos de Volkswagen. La web Coche Global ha podido ver in situ cómo se fabrica el SUV de Seat en una planta con una extensión similar a la del Principado de Mónaco.

Una vez se traspasan los viejos muros de ladrillo se accede a una verdadera ciudad interior con una superficie total de 6,5 kilómetros y 1,5 kilómetros cuadrados construidos. Las vías de comunicación interna tienen un tráfico constante de vehículos que van y vienen cargados de material, de empleados que se desplazan en 6.000 bicis y de trenecitos con unos 1.000 visitantes diarios. En esta ciudad industrial trabajan cada día unos 60.000 empleados, de los que 20.000 operarios se dedican directamente a las cinco líneas de montaje existentes. Sus compañeros de trabajo son 3.000 robots. En 2018 salieron de la planta 704.000 vehículos, con una media de 3.500 al día.

Comparación con Martorell

Para hacerse una idea de las dimensiones de la planta de Wolfsburg resulta útil comparar sus cifras con la fábrica de Seat de Martorell, una de las más grandes de Europa aunque bastante más pequeña. Martorell fabricó en sus tres líneas de montaje en 2018 unos 480.000 vehículos y cuenta con una plantilla de 8.000 trabajadores de los 15.000 que tiene la marca española. 

Entre los 3.500 coches que se producen cada día en Wolfsburg se encuentra el Seat Tarraco, que comparte línea de montaje con los modelos Volkswagen Tiguan y Touran. En esa línea sale un Tarraco cada cinco vehículos. 

Durante la visita a la planta, es frecuente ver carrocerías del Seat Tarraco sobrevolando nuestras cabezas en dirección a la línea de montaje, donde se produce la boda con la plataforma ya totalmente equipada y con el motor. A partir de ahí, los operarios llevan a cabo los ajustes finales. 

Obras en Wolfsburg para el nuevo Golf

La llegada del Tarraco a Wolfsburg se debió a un acuerdo con el sindicato IG Metall para garantizar la plantilla de la megafactoría. Por ello, la plantilla alemana celebró el nuevo inquilino con una semana de comida española, incluida paella y jamón. Entre las líneas de montaje y las gigantescas prensas que esculpen el acero, destaca una gran área en obras en la que se están preparando las islas de los nuevos robots que se dedicarán al montaje de la nueva generación del Volkswagen Golf.

El Seat Tarraco se ha convertido en el modelo de gama alta de la marca y en el que aporta más margen de rentabilidad a las cuentas, un efecto que se empezará a notar en 2019 después de su lanzamiento al mercado en diciembre de 2018. El punto de partida será el récord de beneficio registrado en 2018.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.