Tendencias

Así hace Seat los respiradores con un motor de limpiaparabrisas

Seat transforma una línea de producción de un componente del modelo León para ensamblar respiradores para las UCI

Seat hace respiradores en la fábrica de Martorell

Toni Fuentes

30.03.2020 13:31h

2 min

La fábrica de Seat de Martorell no está del todo cerrada. Una de las líneas de producción de un componente para el Seat León se ha transformado en un tiempo récord para fabricar respiradores artificiales para las UCI en la lucha contra el coronavirus. Los responsables de producción de Seat explican en un vídeo cómo hacen los respiradores adaptando los motores del limpiaparabrisas.

El reto que pusieron en marcha trabajadores de Seat era contribuir a suministrar material sanitario y ayudar así a solucionar el problema de escasez de equipos del personal médico en la atención a los pacientes infectados con el Covid-19. En tan solo tres días, la línea en la que se produce el eje anterior del subchasis del modelo León cambió para albergar el montaje de respiradores artificiales, según explica Nicolás Mora, uno de los responsables de producción de la planta de Seat de Martorell.

Con las líneas de ensamblaje de vehículos paralizadas desde hace dos semanas, los trabajadores de Seat se pusieron manos a la obra y aguzaron el ingenio para reutilizar componentes y equipos de los que ya disponían. Así surgio la idea de los ingenieros y técnicos de Seat de aprovechar el motor de los limpiaparabrisas de los turismos como palanca para accionar los respiradores. En el proyecto han colaborado también otras empresas, instituciones y hospitales con un papel imprescindible al tratarse de un reto "en equipo", según indican fuentes de Seat.  

Producción de mascarillas en Seat

Cada respirador que sale de la línea de montaje de Seat cuenta con un total de 80 componentes electrónicos y mecánicos. Hasta conseguir el modelo optimizado que ya se ha empezado a producir en Martorell, los técnicos e ingenieros de Seat probaron un total de 13 prototipos combinando piezas y equipos disponibles. El proyecto se encuentra en la fase final de homologación mediante una prueba de resistencia antes de enviar las primeras unidades a los hospitales españoles.

En el proceso han participado unos 150 empleados de Seat que se han convertido ya en personal esencial al servicio de la lucha contra la epidemia. Al igual que los empleados que también participan en el proyecto de confección de mascarillas en colaboración con Pronovias y el Ayuntamiento de Martorell. Seat lleva a cabo la higienización de las mascarillas en una cabina de pintura que ha sido adaptada para pulverizar líquido desinfectante.

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.