Industria

Los retos del automóvil en el Primero de Mayo

Las reivindicaciones del Día del Trabajo en el sector se centran en las garantías frente a la reconversión

Protesta de trabajadores de SLM Sesé, proveedor logístico de Seat / COCHE GLOBAL

Protesta de trabajadores de SLM Sesé, proveedor logístico de Seat / COCHE GLOBAL

Toni Fuentes

01.05.2019 02:51h

3 min

Las manifestaciones del Primero de Mayo tendrán una nutrida representación del sector del automóvil. Como es tradicional, la industria de automoción hará valer su papel de vivero de afiliados de los sindicatos en las marchas reivindicativas del Día del Trabajo. Aunque no es el sector que sufre más problemas laborales, los empleados van a las manifestaciones con un temor y una amenaza: la reconversión hacia una industria de vehículos más sostenibles y el impacto que puede causar en el empleo, tanto en las grandes fábricas como en proveedores y los concesionarios. 

El sector se encuentra todavía en tasas interanuales positivas de creación de empleo, con 12.600 puestos de trabajo más al final del primer trimestre en comparación con los mismos meses de 2018. Sin embargo, en los últimos seis meses se acumula una pérdida de unos 17.000 ocupados respecto de los trimestres anteriores después de una segunda mitad de 2018 de fuertes caídas de producción y ventas que han prolongado hasta principios de 2019. 

La principal vía de reducción de empleos de los fabricantes de automóviles y de componentes consiste, por ahora, en la no renovación de contratos temporales debido a la eliminación de turnos de trabajo por el recorte de las cifras de fabricación. El ERE para suprimir 600 empleos anunciado por Nissan en las fábricas de Barcelona y Montcada i Reixac sería una excepción atribuible al fuerte descenso de la actividad en esas plantas por la pérdida de modelos. 

Contrataciones en algunas fábricas

En el sector conviven los recortes de plantilla con más o menos intensidad con anuncios de nuevas contrataciones como en los casos de las fábricas de Volkswagen de Navarra, Seat de Martorell, PSA de Vigo, Renault de Palencia y Opel de Figueruelas

Los trabajadores de la industria de automoción acuden al Primero de Mayo con una de sus reivindicaciones laborales ya solventada. La prórroga concedida por el Gobierno de Pedro Sánchez en el régimen más favorable a las jubilaciones parciales y el contrato de relevo permitirá importantes rejuvenecimientos de las plantillas en el sector, encabezado por los 800 relevistas que entrarán en Volkswagen Navarra

Otra de las reivindicaciones que se empiezan a plasmar en algunos convenios colectivos consiste en intentar poner cierto blindaje para evitar la degradación de las condiciones laborales en las fábricas de proveedores de componentes. En algunos convenios de marcas fabricantes ya se empieza a estipular que los proveedores tendrán que aplicar el convenio sectorial en lugar de los convenios de empresas que rebajan condiciones gracias a la reforma laboral que aprobó el Ejecutivo de Mariano Rajoy. 

Digitalización de los concesionarios

Pero, sin duda, la principal amenaza para el sector es impacto que tendrá a medio y largo plazo el cambio hacia una industria fabricante de vehículos eléctricos y de bajas emisiones. El Clúster de la Industria de Automoción de Catalunya (CIAC) ha advertido de que el 75% de las empresas pueden estar en peligro si no se preparan y se reconvierten para el tsunami del cambio. La Federación de Sindicatos de Industria europeos reclamaban recientemente medidas para favorecer una transición ordenada y alternativas formativas para los trabajadores afectados.

En España, los sindicatos plantean el rejuvenecimiento de las plantillas, la mejora del reciclaje de los empleados vulnerables y apoyos de la Administración a la reconversión de las empresas y las fábricas hacia la producción de coches de energías alternativas. Por eso reclaman la implementación de las medidas previstas en el acuerdo estratégico de apoyo a la automoción que dejó sobre la mesa el anterior Gobierno de Pedro Sánchez, que prevé más de 2.600 millones para impulsar y suavizar la reconversión que se avecina.

Mientras tanto, los concesionarios de automóviles también afrontan los cambios propiciados por la digitalización y el cambio de hábitos de consumo de los compradores de vehículos, que han reducido las visitas a los establecimientos gracias a la información previa que consiguen en internet.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.