Tendencias

Permiso retribuido recuperable. ¿Qué es y cómo funciona?

El Gobierno anuncia una nueva medida para enviar a casa a los empleados de empresas de actividades no esenciales

Usuarios del Metro de Barcelona en el primer día oficial de las restricciones por coronavirus / TWITTER

Usuarios del Metro de Barcelona en el primer día oficial de las restricciones por coronavirus / TWITTER

Toni Fuentes

28.03.2020 19:48h

3 min

La lucha contra la epidemia de coronavirus da un nuevo salto con una medida adicional con el fin de paralizar todavía más la actividad que consiste en un permiso retribuido recuperable para detener las empresas no esenciales. Se trata de una figura extraordinaria y adicional pero desconocida para muchos trabajadores. Esto es lo que establece el real decreto-ley del nuevo permiso retribuido recuperable que el Gobierno quiere que se apliquen de forma obligatoria a los trabajadores que todavía se desplazaban a sus empresas.

¿Qué fechas tiene?

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado la paralización de toda la actividad económica no esencial entre el 30 de marzo y el 9 de abril. Para ello, el Consejo de Ministros ha aprobado la generalización de la fórmula del permiso retribuido recuperable en esos mismos días. Tal como ha dicho Sánchez, se trata de cubrir en realidad ocho días laborables y empalmar con las festividades de Semana Santa, con lo que se llegaría a tres semanas de parón casi total.

¿Cobrarán los empleados afectados?

La idea del Ejecutivo es que los empleados que a partir del lunes día 30 de marzo se queden en sus casas por no hacer tareas esenciales sigan cobrando lo mismo que si estuvieran en activo. Por tanto, percibirán el mismo sueldo en la nómina que les pagan las empresas a pesar de que no trabajarán. 

¿Qué significa que sea recuperable?

El permiso retribuido anunciado por el Gobierno y comunicado a los sindicatos y las patronales conlleva la condición de recuperable. Eso quiere decir que las horas no trabajadas en esas dos semanas se tendrán que recuperar más adelante mediante un alargamiento de jornadas o bien recortando días de vacaciones. Se trata de una fórmula similar a la que han puesto en marcha algunos países como Dinamarca. Pedro Sánchez ha apelado a los acuerdos en las empresas para determinar cómo se recuperan esas horas de permiso. Esta misma fórmula se aplica, por ejemplo, en los días festivos que en algunas comunidades autónomas pueden poner en el calendario aunque sea excediendo la cifra máxima de fiestas. En ese caso, se trata de un festivo recuperable.

¿Cómo se recuperarán los días?

El Gobierno establece en el real decreto-ley que los trabajadores de actividades no esenciales que no hagan teletrabajo "disfrutarán de un permiso retribuido recuperable de carácter obligatorio", si bien las empresas podrán escoger si aplican un ERTE en lugar de esta nueva fórmula. El decreto prevé un mecanismo para negociar cómo se recuperan los días no trabajados hasta diciembre de 2020 con cinco días para constituir la mesa de negociación y un máximo de siete jornadas para intentar llegar a un acuerdo. En caso de desacuerdo, los empresarios tienen la sartén por el mango al limitarse a notificar, en un máximo de siete días tras acabar la negociación, su decisión sobre la devolución de las horas no trabajadas.

¿Qué diferencia hay con un ERTE?

El permiso retribuido recuperable no tiene nada que ver con los expedientes de regulacion temporal de empleo (ERTE) que se han ido generalizando en la primera oleada de empresas paralizadas, incluyendo la mayor parte de la industria de automoción y los concesionarios de automóviles. En un ERTE, los contratos quedan suspendidos y los empleados quedan en situación de desempleo y cobran la prestación de paro, que es un 70% del sueldo. En algunas empresas se complementa esta cantidad con un plus.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.