Mercado

Volkswagen Tiguan Allspace, a prueba: un valor seguro

El SUV de siete plazas en su versión R-Line consigue una nota de un 8 en el Test Drive de ARC Motor y Coche Global

Prueba de Volkswagen Tiguan de Abel Real para ARC Motor y Coche Global

Abel Real

21.12.2019 15:07h

7 min

Llega el día, hoy tengo que ir a buscar un Tiguan. Los compañeros de prensa de Volkswagen solo me habían dicho que era un Allspace con motor de gasolina pero no sabía con detalle lo que iba a buscar. Hablo con la chica que se encarga del tema prensa y después de un par de minutos esperando, cuando se abre la puerta corredera del concesionario, veo aparecer este precioso Volkswagen Tiguan Allspace con el pack R-Line y esas espectaculares llantas de 20 pulgadas. Este es el resultado de la prueba Volkswagen Tiguan Allspace R-Line en el canal de Youtube ARC Motor y la web Coche Global en la sección Car Review & Rating.

El color no es el que yo hubiera comprado pero desde luego tengo que reconocer que no desmerece en absoluto. La primera impresión es que es un coche imponente, con mucho aplomo y muy bien acabado. Al estar en un concesionario Volkswagen tengo cerca otro Tiguan, en este caso sin el R-Line y tengo que reconocer que no tienen nada que ver. Parece mentira lo bien que le sienta y lo que llega a cambiar el aspecto del coche.

En los parachoques, tanto en la zona delantera como en la trasera vemos de mitad hacia abajo unos detalles en negro que le sientan de lujo. En los laterales podemos ver que la zona desde la moldura cromada hacia abajo viene pintada en el color de la carrocería y además unas llantas específicas. De serie son de 19 pulgadas aunque en este caso monta las opcionales de 20 que para mi gusto no quedan en absoluto exageradas pero eso sí, le dan un aspecto brutal al coche. El alerón, con un toque en negro, y los logos R-Line en la parrilla delantera y en la moldura lateral, completan los detalles de este pack exterior.

El toque R-Line

Cuando me subo puedo comprobar que la sensación de calidad se traslada al interior. Volkswagen no se caracteriza por hacer interiores especialmente vistosos, y este no es una excepción, pero lo que sí es cierto es que siempre tienen una calidad de acabados y de materiales muy buena. Los asientos específicos con el logo R en el respaldo, el mismo que en el volante, este último específico, con el airbag redondo y el techo negro son algunos de los detalles que este acabado añade al Tiguan normal. 

A esta unidad se le añade el apellido Allspace debido a que es más largo que la versión normal, pasa de 4,48 m a 4,7 m y además añade las 2 plazas traseras, por lo tanto pasa a ser un 7 plazas. Es muy fácil extender y recoger estos dos asientos, solo has de jugar con la palanca que hay bajo la segunda fila para desplazar la banqueta de la segunda fila y estirar de una cuerda. Subir, bajar y viajar en esas plazas ya es harina de otro costal. El hueco para entrar y salir es pequeño, y hay que ser mínimamente hábil para no quedarse en el intento. Además hay que tener en cuenta que el suelo queda casi al nivel del maletero lo que implica que los más altos irán con las piernas cerca del pecho, bastante incómodos. Por lo tanto para niños bien, para adultos y viajes cortos regular y para viajes largos...complicado.

También varía la capacidad del maletero entre una versión de 5 plazas y el Allspace: pasamos de 615 a 700 litros. En ambos las formas son muy regulares, la boca de carga queda a la altura del parachoques y tienen bastantes detallitos, como por ejemplo la luz/literna que hereda de Skoda, simply clever!

Volkswagen Tiguan Allspace / VW

Este Allspace solo podemos pedirlo con los acabados Advance y Sport pero si optamos por el 5 plazas podemos pedir también el Edition, más sencillo, y el Offroad, con detalles específicos en la carrocería, como parachoques que consiguen mejores ángulos de ataque. 

En general, este Tiguan viene bien equipado, en especial las versiones Advance y Sport, pero creo que por el precio que Volkswagen pide por él debería montar de serie elementos como la apertura/arranque sin llave, el control por voz o el asistente de cambio involuntario de carril por los que piden precios nada económicos. 

Precios del Tiguan Allspace

Y hablando de precios, este SUV parte de los 37.360 euros del acabado Advance con el motor 1.5 TSI EVO de 150 CV, tracción delantera y caja manual de 6 relaciones y llega hasta los 53.150 euros del 2.0 TDI con 240 CV, cambio DSG y tracción integral 4MOTION. Todos estos precios antes de equipar los extras que nos gusten, como por ejemplo el acabado R-Line pero también antes de los descuentos de la marca. 

En cuanto a motores, podemos optar por dos potencias en gasolina, 150 y 190 CV con los bloques 1.5 y 2.0 respectivamente y con tres en diesel, todas con el mismo bloque 2.0 TDI y con potencias de 150, 190 y 240 CV. Estas potencias que os comento son para el Allspace pero en la versión 5 puertas hay disponibles mecánicas más modestas. Podemos optar también por el cambio automático DSG de doble embrague y por la tracción integral 4MOTION si lo deseamos. 

Motores y tracción

La unidad que hemos podido probar montaba el motor 2.0 TSI con 190 CV, tracción integral y cambio DSG. En cuanto a la transmisión poco os puedo explicar, como ya sabéis, muy suave entre transiciones tanto de subida como de bajada, siempre en la relación correcta y opta por el cambio en el momento correcto, es una delicia. Como contrapartida, si intentamos ir rápido puede resultar algo intrusiva y para mi gusto las levas del volante son demasiado pequeñas. Podéis comprar por un precio muy competitivo unas extensiones de las levas que mejoran la ergonomía y además le dan un toque muy chulo al interior.

Interior del Volkswagen Tiguan / VW

La tracción integral es un extra que sube el precio, el consumo y el peso del coche, por lo tanto, si no la necesitamos por ejemplo porque vivimos en una zona en la que nieva a menudo o porque solemos subir a esquiar, yo no la montaría, aunque si bien es cierto que los motores más potentes la llevan asociada necesariamente. Solo entrará en funcionamiento la tracción al eje posterior cuando haya pérdidas de adherencia, ya sea por pavimentos deslizantes o porque nos estamos divirtiendo con el acelerador. En cualquiera de esos dos casos, el resultado es muy correcto y notamos como la zaga hace su trabajo, pero como os digo, eso solo ocurre en contadas ocasiones. 

Después de haber probado este propulsor, si quisiera un Tiguan con motor de gasolina, no se si acabaría optando por el de 190 CV. Ya me pasó cuando probé el Seat Ateca con este mismo motor, no tuve la sensación de que realmente tenga esa potencia. No me malinterpretéis, no es que lleve un ancla en el maletero pero casi 200 CV son una cifra respetable que no parece que tenga. Para que me entendáis, anda y recupera bien, pero no tiene "patada".

Tiguan Allspace, un valor seguro

Ante este hecho, creo que después de probar el 1.5 EVO de 150 CV optaría por la versión más modesta, o me pasaría al diesel, en que sí pareces tener algo más de esa patada que busca alguien que opta por un motor de esta potencia. No parece tener la potencia que declara pero sí el consumo que lleva implícito un motor de este tipo: en cualquier caso, difícil bajar de los 8 litros y si hacemos algo de urbano nos vamos fácilmente a una cifra cercana a los 10 litros, otro punto más a favor para el diesel si aún eres de aquellos que no les tiene miedo por el tema de las emisiones. Eso sí, es muy silencioso, incluso cuando lo subes de vueltas no transmite nada al interior. No se transmiten vibraciones ni ruidos del motor, pero tampoco de rodadura por lo que el confort de marcha es elevado.

Como único pero, una suspensión algo blanda para este Tiguan. Ya sé que no es un turismo deportivo pero aquel que se compra un coche de 190 CV es porque le gusta darse una alegría de vez en cuando, y cuando lo haces, la carrocería oscila bastante. Si le montamos la suspensión adaptativa DCC podemos corregir ese matiz y si queremos subir un poco el ritmo en una carretera revirada, el resultado será algo más efectivo.

En resumen, un coche bonito y elegante, sobrio y muy bien acabado, sin estridencias pero con todo lo necesario, con un confort de marcha y agrado de conducción muy elevados aunque todo eso tiene un precio, y un precio alto. En cualquier caso, sea el motor que sea y en el acabado que sea, este Tiguan es un valor seguro.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.