Industria

Renault recibe un aval de 5.000 millones del Gobierno francés

Bruselas autoriza la concesión de un aval público con una cobertura extraordinaria del 90% de un préstamo

Jean Dominique Senard, presidente de Renault

Jean Dominique Senard, presidente de Renault

Redacción Coche Global

30.04.2020 11:31h

2 min

El Gobierno francés inyectará 5.000 millones de euros a Renault para mejorar su liquidez ante el impacto de la crisis económica derivada del coronavirus. La Comisión Europea ha dado su visto bueno al plan para que el Estado francés, accionista de Renault, para garantizar un préstamo de 5.000 millones de euros a la compañía.

Bruselas considera que se trata de una medida "necesaria, adecuada y proporcionada" para contrarrestar la "grave perturbación" de la actividad económica de Renault y está en línea con el marco temporal de ayudas de Estado adoptado por las autoridades comunitarias en el marco de la pandemia.

"Este préstamo garantizado de 5.000 millones ayudará al grupo Renault a obtener la liquidez que necesita con urgencia por el impacto del brote de coronavirus (...). Hemos cooperado con Francia para garantizar que este apoyo se ponga en marcha con rapidez y efectividad en línea con las normas europeas", ha expresado la vicepresidenta del Ejecutivo comunitario responsable de Competencia, Margrethe Vestager.

Traje a medida de Renault

París notificó la operación a las autoridades europeas porque la garantía recoge una cobertura del 90%, superior al 70% previsto en el esquema nacional de avales públicos que Bruselas había aprobado. Sin embargo, ha determinado que a pesar de ello el préstamo cumple con las reglas temporales de ayudas públicas. La Comisión ha confirmado que el préstamo cumple con las condiciones establecidas, como que la garantía se conceda antes del 31 de diciembre de este año, que el préstamo avalado no exceda el 25% de los ingresos del grupo del año pasado y que la duración máxima de la garantía sea de seis meses.

El Ejecutivo comunitario ha destacado además que Renault no estaba en dificultades antes del 31 de diciembre de 2019, otro de los requisitos para aprobar este tipo de ayudas. La pandemia, sin embargo, ha obligado al grupo a "cerrar casi todas sus líneas de producción y parar prácticamente toda su actividad de ventas".

"Renault necesita una garantía estatal para tener acceso a liquidez vital de las instituciones financieras y gestionar este periodo complicado antes de una recuperación esperada en sus ventas una vez que se levanten las restricciones", ha justificado el departamento de Vestager.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.