Industria

Nissan Barcelona sufre otro recorte de la producción

La fábrica de la Zona Franca producirá 2.000 vehículos menos y se queda con una actividad del 26% de su capacidad

Mercedes Clase X que se fabrica en la planta de Nissan de Barcelona

Mercedes Clase X que se fabrica en la planta de Nissan de Barcelona

Toni Fuentes

27.10.2019 23:26h

3 min

El goteo de recortes de producción sigue cebándose sobre la fábrica de Nissan de Barcelona. La compañía ha rebajado todavía más sus previsiones con la pérdida de 2.050 vehículos más, lo que dejará el volumen de producción de la planta de la Zona Franca en un 26% de su capacidad máxima. 

La dirección de Nissan Motor Ibérica, encabezada por Genís Alonso, ha comunicado a los sindicatos una nueva reducción de sus previsiones de producción del año fiscal que va de abril de 2019 a marzo de 2020. Con el recorte de 2.050 unidades, la planta acabará el año fiscal con un total de 52.878 vehículos ensamblados.

El descenso de 2.050 unidades equivale a un 3,7% menos en relación con la previsión que había anteriormente. Los 52.878 vehículos se quedarán muy lejos de la capacidad máxima de la factoría, que es de 200.000 unidades anuales. 

Caída de Mercedes Clase X

En este caso, el retroceso en las previsiones de producción se debe principalmente a las ventas por debajo de lo esperado de la 'pick-up' Mercedes Clase X que se fabrica en Nissan Barcelona a partir del modelo Nissan Navara. La nueva previsión es fabricar 6.000 unidades menos del Clase X en los próximos meses.

En cambio, la furgoneta eléctrica e-NV200 incrementa su previsión de producción en 4.500 unidades más de lo planificado anteriormente. Los cambios en las dos líneas de montaje de la factoría de Barcelona se aplicarán a partir de enero de 2020 con un aumento de 79 a 102 unidades diarias de la furgoneta elécrica y una disminución de 170 'pick-ups' a 146 al día. 

Estas previsiones han llevado a Nissan a planificar 11 días de flexibilidad negativa para reducir las horas de trabajo en la línea de montaje de la 'pick-up', que probablemente se aplicarán del 15 al 25 de noviembre y antes de las vacaciones de Navidad.

Temor a la venta de la planta

El sindicato CCOO ha manifestado a Nissan Motor Ibérica su preocupación con las previsiones, especialmente el retoceso de la producción del modelo de Mercedes, para el que reclaman acciones comerciales para mejorar sus ventas, según explica en una nota enviada a la plantilla.

Fuentes de Nissan han indicado que la empresa no hace públicas sus previsiones anuales porque "cambian cada mes en función de la demanda", que pueden fluctuar en función de los modelos con subidas o descensos. 

La comunicación del recorte de producción adicional tuvo lugar justo antes de que se conociera que Nissan está valorando la posibilidad de vender una o las dos plantas que tiene en Europa, la de Barcelona y la de Reino Unido. Esta noticia ha causado sorpresa entre los sindicatos, que llevan meses reclamando a la compañía que asigne más modelos a la planta de Barcelona para aumentar su reducido nivel de utilización.

Forma sostenible de producir

En ese contexto de incertidumbre, el vicepresidente corporativo de Estrategia de Producto y Planificación de Nissan, Iván Espinosa, ha dejado la puerta entreabierta a que la planta de Barcelona pueda recibir más producción siempre que sea competitiva. "Si la fábrica en Barcelona es competitiva en el futuro y encontramos una forma sostenible de producir ahí, quizá vengan otros modelos. Si no la encontramos no vendrán otros modelos, al igual que pasa en otras fábricas en China o Norteamérica", afirmó el directivo a Europa Press.

Hoy destacamos