Industria

Mercedes espera una fuerte demanda de furgonetas eléctricas en Vitoria

La marca alemana prevé que hasta el 25% de las ventas sean versiones sin emisiones

La nueva furgoneta Mercedes EQV, la versión eléctrica del modelo Clase V

La nueva furgoneta Mercedes EQV, la versión eléctrica del modelo Clase V

José Del Barrio

22.08.2019 00:15h

2 min

Mercedes tiene grandes esperanzas en los vehículos comerciales eléctricos. La marca alemana espera que la demanda de furgonetas eléctricas suponga entre el 15% y el 25% de las ventas en 2025. La fábrica de Mercedes en Vitoria se beneficiará de ese incremento de las versiones sin emisiones gracias al lanzamiento a principios de 2020 del nuevo modelo eléctrico EQV

Mercedes-Benz Vans presentará, durante la próxima edición del Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt, su nuevo modelo eléctrico EQV, que se fabrica en Vitoria y cuenta con una autonomía de 405 kilómetros (cifras provisionales), según informó la empresa en un comunicado.

La firma explicó que este nuevo miembro de su gama de eléctricos, cuyo 'concept' se desveló el pasado Salón del Automóvil de Ginebra, es un modelo familiar con un diseño innovador, alta funcionalidad y grandes prestaciones de conducción. Entre las características del nuevo Mercedes EQV destacan la autonomía provisional por encima de 400 kilómetros, así como la capacidad de carga rápida de la batería que permite pasar de un 10% de carga a un 80% en menos de una hora.

Recortes en Mercedes Vitoria

"Nuestro vehículo familiar cumple con los más altos estándares en términos de funcionalidad y variabilidad. El EQV ofrece una conducción cómoda, estética electrodinámica, una operativa intuitiva y un espacio generoso y todo ello sin emisiones", aseguró el responsable de Mercedes-Benz Vans, Marcus Breitschwerdt.

Este modelo se fabrica en la factoría de Daimler en Vitoria, donde la compañía alemana también fabrica el Clase V y el Vito. La firma destacó que esta instalación industrial cuenta con una alta flexibilidad y con una producción "en directa correlación" con la demanda de los clientes.

En los últimos meses, la planta de Daimler del País Vasco ha sufrido los efectos de los vaivenes de la damana de vehículos comerciales con motor diésel y está a un paso de agotar la flexibilidad interna para reducir la producción y encaminarse hacia un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.