Industria

Electrificación y coronavirus, los retos de Volkswagen en 2020

La marca mantiene sus planes a pesar de la epidemia y tras incrementar un 17% su beneficio operativo en 2019, hasta 3.785 millones

El consejero delegado de la marca Volkswagen, Ralf Brandstätter

El consejero delegado de la marca Volkswagen, Ralf Brandstätter

José Del Barrio

18.03.2020 12:41h

2 min

La marca Volkswagen mantiene sus planes de electrificación en un año 2020 crucial a pesar del tsunami que supone la epidemis de coronavirus. La firma afronta el lanzamiento del modelo Volkswagen ID.3, su principal apuesta en la movilidad eléctrica, en el próximo verano incluso con la incertidumbre que supone el Covid-19 y la paralización de las fábricas del grupo en Europa.

"En 2020, enfrentaremos desafíos importantes, particularmente en el contexto de la pandemia de coronavirus. Sin embargo, respaldados por los buenos resultados del año pasado, podemos enfrentar esta crisis con valentía y confianza", ha señalado Ralf Brandstätter, consejero delegado de la marca Volkswagen.

Impacto en las ventas 

"La crisis del coronavirus no tiene precedentes y sin duda tendrá un impacto en el rendimiento comercial de la marca Volkswagen. Por el momento, no podemos medir el alcance del impacto. Haremos todo lo posible para proteger a nuestros empleados y estabilizar nuestro negocio", ha sentenciado el director financiero de la marca, Alexander Seitz.

La principal marca del grupo alemán afronta 2020 después de registrar un beneficio operativo de 3.785 millones de euros en 2019, lo que supone un incremento del 16,9% en comparación con los 3.239 millones de euros que ganó en el ejercicio anterior. "2019 fue un año exitoso para la marca Volkswagen. Nuestros productos inspiran a clientes de todo el mundo. Avanzamos en todas las áreas principales. Nuestra estrategia está ganando tracción. Cumplimos nuestras promesas", ha subrayado Brandstätter.

Según datos de la marca, el año pasado Volkswagen entregó 6,27 millones de vehículos, un 0,5% más que en 2018, cuando vendió 6,24 millones de unidades. La compañía facturó 88.405 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,5%.

Reducción de 10.900 empleos

Así, el margen operativo de la firma fue del 4,3%, 0,5 puntos más que en 2018, mientras que el flujo de caja ascendió a 2.827 millones de euros, después de que en 2018 se había quedado en negativo, con -466 millones de euros.

En esa mejora también ha influido la reducción de los costes laborales al concluir la primera fase de su estrategia 'Transform 2025+', que ha permitido ahorrar 2.700 millones de euros hasta 2019, por encima de lo previsto. "La reducción laboral de más de 10.900 empleos se llevó a cabo de manera socialmente responsable. En las áreas de vanguardia, Volkswagen ha creado más de 4.500 nuevos trabajos, en las áreas de digitalización y movilidad eléctrica, por ejemplo", ha subrayado la empresa.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.