Industria

Anfac propone un plan de movilidad con 200 millones en ayudas a la compra de coches

Los fabricantes plantean 50 medidas para una "transición inteligente" a los candidatos del 28A

Edad media parque automovilístico según Anfac

Edad media parque automovilístico según Anfac

Toni Fuentes

22.04.2019 19:35h

5 min

Los fabricantes de automóviles han aprovechado la campaña de las elecciones del 28 de abril para presentar un plan con 50 medidas para una "transición inteligente, ordenada y justa" hacia la movilidad sostenible del futuro. Entre esas 50 medidas se encuentran un plan Renove y otro de impulso del coche eléctrico y de bajas emisiones por un importe global de 200 millones de euros anuales. 

El presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), José Vicente de los Mozos, ha presentado este lunes en Madrid el plan de movilidad de la entidad como "el paso adelante de la industria de la automoción, una propuesta constructiva" para diseñar una estrategia de movilidad uniforme, coherente y comprensible para el ciudadano, según la organización empresarial. Las propuestas de Anfac van más allá del acuerdo del automóvil que propuso el Gobierno del PSOE y de las medidas que plantean los candidatos en sus programas electorales.

Entre las medidas más inmediatas que propone Anfac se encuentra un plan Renove dotado con 50 millones de euros al año para frenar la caída del mercado por séptimo mes consecutivo y atajar el progresivo envejecimiento del parque automovilístico español, cuya edad media ya supera los 12 años. Esos 50 millones se deberían destinar, según Anfac, a subvencionar la sustitución de coches contaminantes por otros nuevos con motor diésel y de gasolina más limpios. 

Mercado para los coches eléctricos

El vicepresidente de Anfac, Mario Armero, ha indicado que el plan Renove es cada vez más necesario debido a la caída de las ventas y por la incertidumbre generada por la campaña contra el diésel o el gasolina. "El cliente no sabe qué vehículo comprarse", ha advertido en la presentación, según Europa Press.

Además de ese plan destinado a rejuvenecer el parque de diésel y de gasolina, los fabricantes de automóviles también proponen que el nuevo Gobierno que salga de las urnas el 28 de abril ponga en marcha un plan de ayuda a los coches eléctricos y de bajas emisiones mucho más ambicioso que el Moves que ya ha arrancado parcialmente en algunas autonomías. En lugar de los 45 millones del Moves, Anfac plantea que el plan ofrezca 150 millones para incentivar la compra de vehículos sin emisiones o poco contaminantes y para impulsar la puesta en marcha de puntos de carga. 

"Hay que avanzar en las infraestructuras, hay que generar confianza en el cliente, sin eso no es posible que el mercado sin emisiones sea potente y si no es potente, ¿para qué se van a fabricar coches eléctricos en España?", ha advertido De los Mozos en relación con las consecuencias en la industria de los planes de incentivos. "Nosotros creemos en esto, y lo importante es implementar las medidas. Es necesario que España sea referencia en Europa en la toma de medidas para el futuro de la movilidad", ha señalado el presidente de Anfac.

Reforma fiscal

Los productores de vehículos han refrescado sus propuestas de reforma de la fiscalidad para que los candidatos a la presidencia del Gobierno las tengan en cuenta. Anfac plantea una fiscalidad del automóvil sobre criterios medioambientales, eliminando el impuesto de matriculación y reformulando el de circulación, de forma que esté vinculado al uso y no a la compra. Además, propone un IVA reducido al 10% para los vehículos alternativos, la modulación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales para los turismos en función de su antigüedad o introducir deducciones en el Impuesto de Sociedades en la compra de coches eficientes.

Mario Armero y José Vicente de los Mozos, en la presentación del plan de movilidad de Anfac

Mario Armero y José Vicente de los Mozos, en la presentación del plan de movilidad de Anfac

Asimismo, la organización defiende introducir deducciones en el IRPF, en su tramo nacional o autonómico, por la compra de un vehículo alternativo, la bonificación del Impuesto de Actividades Económicas sobre la actividad industrial derivada de la fabricación de vehículos alternativos y la posibilidad de eximir o introducir un tipo reducido a la electricidad suministrada a vehículos eléctricos en puntos de recarga rápida.

Ante la discrepancia en las regulaciones de las restricciones que están poniendo en marcha las ciudades para reducir la contaminación, Anfac plantea crear un marco de actuación homogéneo, además del uso del etiquetado de la Dirección General de Tráfico (DGT) en función de su potencial contaminador.

Marco homogéneo contra la contaminación

También propone elaborar índices de calidad del aire homogéneos en toda España, facilitar el acceso a la información sobre este tema o priorizar, en las zonas de bajas de emisiones de las ciudades, a peatón, bicicleta, transporte público, 'car sharing', u otras alternativas compartidas, y también a los vehículos menos contaminantes.

Bonificar a los coches de bajas y cero emisiones en el estacionamiento regulado es otra de las recomendaciones de Anfac, que también apuesta por medidas incentivadoras a estos vehículos como acceso a zonas determinadas de las ciudades o por crear instrumentos para fomentar la renovación de las flotas de taxis y de VTC con vehículos de cero y de bajas emisiones "en plazos razonables que permitan la amortización de las inversiones".

En el área del transporte, también propone la introducción de nuevas tecnologías en taxi y VTC para optimizar los recorridos, aumentar las paradas exclusivas para taxis con el fin de evitar trayectos en vacío o la renovación de las flotas de autobuses por modelos cero y bajas emisiones y de todos los servicios municipales por este tipo de vehículos.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.