Industria

La industria del automóvil invierte 3.000 millones, un 42% más

Los fabricantes de automóviles aumentaron un 3% sus ingresos en España en 2018 y llegaron a 66.550 millones

Un trabajador de la fábrica de Renault de Palencia

Un trabajador de la fábrica de Renault de Palencia

Toni Fuentes

19.07.2019 13:34h

3 min

La industria de automoción reforzó su apuesta por las fábricas españolas en 2018 con un aumento de la inversión del 42%. Los fabricantes de vehículos inyectaron más de 3.000 millones a sus factorías, una cifra por encima de la media de más de 2.000 millones anuales en los últimos ejercicios. 

En 2017, las inversiones sumaron 2.160 millones. Con el aumento sustancial registrado en 2018, la industria acumula más de cinco años con inversiones anuales medias de más de 2.000 millones de euros en sus instalaciones españolas y con un total acumulado de 13.000 millones en seis años.

Para el vicepresidente ejecutivo de la Asociación nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac), Mario Armero, estos datos demuestran el "compromiso con el país y con la transformación hacia la nueva movilidad del futuro". Armero ha destacado, en la presentación de memoria anual de Anfac, la importancia para la economía de estas inversiones realizadas por las marcas y anunció que dos compañías ya han confirmado inversiones para producir baterías en España, lo que calificó como "una buena noticia" de cara al futuro de la actividad industrial en España

El beneficio cae un 50%

Los productores registraron unos ingresos de 66.550 millones de euros en 2018, lo que supone una subida del 3% en relación con 2017. Sin embargo, a pesar del incremento de la facturación, el resultado neto de los fabricantes se redujo un 50% debido a las mayores inversiones realizadas, mientras que los ingresos acumulados de los fabricantes de componentes y vehículos sumaron 104.000 millones de euros el año pasado.

Las arcas públicas también salieron ganando con unos ingresos de casi 30.000 millones por el pago de tasas e impuestos, un 6,1% más respecto a los 28.259 millones de euros de 2017. La mayor parte de esta recaudación pública, 20.813 millones de euros, estuvo vinculada con el consumo de carburante, un 5,5% más, mientras que 4.856 millones de euros correspondieron al pago del IVA por la compra de vehículos nuevos, lo que supone un incremento del 8,7%.

Además, el administraciones públicas percibieron 456,35 millones de euros en concepto de impuesto de matriculación, un 33,6% más, y 2.905 millones de euros por la tasa de circulación, un 1,2% de crecimiento.

Más empleo

El peso del conjunto de la automoción -incluyendo distribución, seguros y financieras- en el PIB español se mantuvo estable en el 8,6% durante el año pasado. El volumen de empleo en las fábricas españolas de automoción se situó en 93.500 puestos de trabajo, "una cifra superior a la registros de años anteriores a la crisis". Las plantas españolas fabricaron en 2018 un total de 2,81 millones de vehículos, un 1% menos y las matriculaciones de turismos y todoterrenos cerraron el año pasado con 1,32 millones de unidades, un 7% más.

Armero destacó los "malos datos" de matriculaciones contabilizados hasta junio y subrayó que hay que tomar medidas para proteger "el legado" de las plantas de producción instaladas en España y se mostró convencido de que "se puede revertir esta tendencia", pero con el apoyo de las administraciones públicas.

Según los datos de Anfac, el saldo comercial del automóvil cerró 2018 en una cifra positiva de 13.728 millones (16.495 millones en 2017), con unas exportaciones por valor de 35.741 millones e importaciones de 22.012 millones.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.