Tendencias

El RACC pide una agencia público-privada de movilidad en Barcelona

La entidad presenta un plan de 45 medidas que incluyen carsharing eléctrico como en Madrid y la flexibilización del taxi ante las VTC

Uno de los habituales atascos en las entradas de Barcelona, la ciudad que está inmersa en un debate sobre la movilidad / EFE

Uno de los habituales atascos en las entradas de Barcelona, la ciudad que está inmersa en un debate sobre la movilidad / EFE

Redacción Coche Global

19.03.2019 14:12h

2 min

La movilidad en Barcelona tiene asignaturas pendientes que el RACC quiere mejorar con un plan de 45 medidas. El presidente del RACC, Josep Mateu, ha explicado este martes en una conferencia en La Pedrera las recetas del club de automovilistas para que Barcelona se convierta en un "referente de movilidad". Entre las propuestas se encuentra la creación de una agencia público-privada que gestione la movilidad en la capital catalana. 

"La movilidad futura está siendo y será impulsada por el sector privado, por la cual cosa hay que armonizarla con la actual planificación pública de la movilidad", ha asegurado Josep Mateu durante su intervención. Las nuevas necesidades y los nuevos actores y cambios que se avecinan, como los vehículos autónomos y la movilidad como servicio, exigen instrumentos nuevos para dar soluciones a las incógnitas y situando a los ciudadanos en el centro, según el RACC. 

En esta agencia público-privada de movilidad deberían estar las instituciones, operadores de transporte, empresas del sector y start-ups. Además, esta nueva agencia debería trabajar con un horizonte que supere los mandatos electorales. 

Las 45 medidas del RACC

Entre las 45 medidas presentadas en el plan del RACC se encuentra el impulso del carsharing eléctrico con un sistema como el de Madrid, inexistente hasta ahora en Barcelona. "Hay que adaptar el marco normativo urbano para que los coches compartidos eléctricos se puedan implantar en la ciudad, tal como ha hecho Madrid", indica el RACC en el documento en el que detalla las medidas. 

Otra de las propuestas que hace el club de automovilistas consiste en buscar un nuevo modelo de coexistencia de los taxis con los coches VTC como los de Cabify y Uber. Para ello, el plan propone "flexibilizar la rígida regulación del taxi (tafifas, zonas de trabajo, etc) y encontrar una solución al coste de las licencias adquiridas". Asimismo, plantea que los vehiculos de VTC sean ce cero emisiones o con etiqueta ECO.

Ayudas a los afectados por restricciones

El plan del RACC también plantea poner en marcha planes Renove con una dotación suficiente que ayuden a la compra de vehículos eléctricos, y, especialmente, a facilitar la sustitución de coches sin etiqueta que no podrán entrar en Barcelona a partir de 2020. El club propone que esas ayudas se financien con la recaudación del nuevo impuesto sobre el CO2 que la Generalitat quiere poner en marcha. 

Las propuestas plantean la neutralidad tecnológica y la apliación del principio de que quien contamina, paga. Por ello proponen vincular el impuesto de circulación con las emisiones de óxido de nitrógeno y de partículas en lugar del sistema actual, que tiene en cuenta la potencia fiscal. 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.