Tendencias

La subida de la T-10 desborda la inflación de los últimos años

El encarecimiento del 11,30% de la nueva T-Casual supera ampliamente el IPC del 4,8% acumulado desde 2016

El 'conseller' Damià Calvet y la alcaldesa Ada Colau anuncian las nuevas tarifas de transporte / TERRITORI

El 'conseller' Damià Calvet y la alcaldesa Ada Colau anuncian las nuevas tarifas de transporte / TERRITORI

Helena Martín

05.12.2019 13:02h

3 min

La mayoría de los usuarios de transporte público de Barcelona sufrirán a partir de enero de 2020 las consecuencias del nuevo sistema de tarifas. La T-10, el título más utilizado, se transforma en la nueva T-Casual y su precio subirá un 11,30%. Este tarifazo en bus, metro, Rodalies, tranvía y Ferrocarrils de la Generalitat desborda ampliamente la inflación acumulada en los últimos años.

La T-10 pasa de 10,20 euros a 11,35 euros, lo que supone un incremento del 11,30% de un plumazo. Aunque es cierto que la subida tiene lugar después de dos años de congelación de las tarifas, el 11,30% de encarecimiento del título más popular de la movilidad en transporte público contrasta con una inflación históricamente baja.

El resultado es que la subida de la T-10, transformada en T-Casual, desborda por completo el índice de precios de consumo (IPC) interanual del 0,3% en Cataluña hasta octubre pasado. El 11,35% es también muy superior a la inflación acumulada desde 2016, que asciende a un 4,8%. 

"Impacto reducido" según el Govern

Sin embargo, la Generalitat ve "un impacto muy reducido" esa subida histórica de la T.10. Isidre Gavín, secretario de Infraestructures i Mobilitat de la Generalitat, ha justificado los cambios en las tarifas y la subida de la T-10, "Hemos hecho una apuesta por el usuario habitual en un contexto de emergencia climática, que tiene que ir acompañada de medidas de fomento del uso del transporte público", ha indicado en declaraciones a RAC1. Con esa finalidad, se ha penalizado la T-10 y se reduce el precio de las antiguas T-Mes en un 25%.

Uno de los argumentos esgrimidos por Gavín es que se quiere acabar con la "anomalía" que supone que la T-10 sea el título más utilizado también por los turistas, a los que considera que no hay que subvencionar el transporte público. 

Además, la nueva T-Casual tiene otro factor que supone un encarecimiento mucho mayor al pasar a ser un título unipersonal. Gavín ha tenido que escuchar cómo algunos usuarios se quejaban de este cambio, ante el que anunciaban que utilizarán más el coche para desplazarse en Barcelona porque saldrá más barato que pagar, por ejemplo, 45,40 euros para una familia de cuatro miembros que antes compartían la T-10.

Colau ve una rebaja histórica

La Autoritat del Transport Metropolità (ATM) está controlada por la Generalitat, que tiene un 51%, junto con el Ayuntamiento de Barcelona y el Área Metropolitana de Barcelona. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, destaca lo que según ella es la parte positiva: "Hoy pasamos a la acción y nos aseguramos que la mayor parte de la ciudadanía, la gente trabajadora, la gente estudiante, la gente que lo tiene más difícil para llegar a final de mes tenga la mayor reducción tarifaria que se ha hecho nunca en la historia".

El 'conseller' de Territori, Damià Calvet, ha destacado que el objetivo de los cambios es que "el tansporte público pase de un rol complementario a un rol central y en el que vayamos hacia un nuevo modelo que nos lleve a transformar los títulos buscando fidelizar los usuarios".

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.