Tendencias

Greta Thunberg estrena el Seat Mii eléctrico en la Cumbre de Madrid

La activista ecologista pidió a la marca la posibilidad de utilizar el utilitario sin emisiones al llegar de Lisboa en tren

Greta Thunberg se desplaza en Madrid con un Seat Mii Electric

Greta Thunberg se desplaza en Madrid con un Seat Mii Electric

Toni Fuentes

06.12.2019 11:13h

3 min

Greta Thunberg ha llegado a la Cumbre del Clima de Madrid manteniendo su activismo en defensa del medio ambiente en su desplazamiento. Ha viajado de Lisboa a Madrid en un tren hotel nocturno, de los pocos que quedan, y dentro de la capital española ha optado también por marcar perfil ecologista. Lo ha hecho estrenando el Seat Mii Electric, que todavía no ha llegado a las calles.

Aunque el coche oficial de la Cumbre del Clima COP 25 de la ONU en Madrid es un Audi e-tron eléctrico, con un precio que ronda los 80.000 euros, la activista ecologista sueca ha optado por subirse, a su llegada a la estación de tren de Chamartín, en un modelo también eléctrico pero más modesto y utilitario. Se trata de un Seat Mii eléctrico de color rojo, un modelo que se vende a partir de 17.730 euros. 

Al parecer, la elección del coche ha sido una elección del entorno de Greta Thunberg, que se puso en contacto con Seat para pedir un coche eléctrico utilitario. La marca española del grupo Volkswagen ha cedido el coche a la comitiva de la activista para que lo utilice en sus desplazamientos por Madrid durante su participación en la Cumbre del Clima y en la manifestación convocada en la campaña de movilizaciones todos los viernes.

Tren en lugar de coche eléctrico

Thunberg ha recorrido los 600 kilómetros que separan Lisboa, a donde llegó tras una travesía de 21 días en un catamarán a vela por el Atlántico, de Madrid en un trayecto de unas 10 horas con un tren hotel nocturno. Ha preferido la seguridad del tren en lugar de viajar en un coche eléctrico en una ruta en la que tendría que haber cargado una o dos veces las baterías en función del modelo. Al llegar a la estación de Chamartín, ha sido recibida por una nube de cámaras de medios de comunicación que la estaban esperando ante la gran expectativa despertada. 

El presidente de Seat, Luca de Meo, participó el jueves en un debate sobre movilidad eléctrica en el marco de COP 25 en el que ha puesto de manifiesto que "nunca es suficiente" cuando se habla de la rapidez con la que se está afrontando el calentamiento global. De Meo cree que es una necesidad "estandarizar" la regulación en todo el continente con el fin de que todos los coches que fabrica la compañía, y a los que se destinan "grandes inversiones", no se tengan que atener a distintas regulaciones en función del país o de la ciudad en la que se circule.

Críticas del presidente de Seat

El presidente de Seat también se ha referido al compromiso del conglomerado alemán en la lucha contra el calentamiento global, en un contexto en el que el grupo automovilístico invertirá alrededor de 60.000 millones de euros durante los próximos cinco años "en la mayor ofensiva eléctrica" en la historia de la compañía, con el propósito de alcanzar las cero emisiones de dióxido de carbono (CO2) en 2050.

"Abordar el cambio climático es una responsabilidad de todos, y nosotros como industria debemos esforzarnos para alcanzar el objetivo cero emisiones; en el Grupo Volkswagen, en el rol de líder mundial de automoción, tenemos el compromiso de reducir la huella medioambiental", ha declarado.

El directivo ha subrayado la necesidad de renovar el parque automovilístico español, en el que el 75% de vehículos tiene más de 10 años y en el que el 80% de las emisiones proviene de esos vehículos. Según De Meo, la ola de electromovilidad "vendrá de Norte a Sur", ya que considera que, en este sentido, España "está por detrás".

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.