Mercado

Prueba de Skoda Kamiq de Abel Real en ARC Motor y Coche Global

Skoda Kamiq, el tercero en discordia

Probamos el Skoda Kamiq, que completa la oferta generalista del grupo VW para los SUV del segmento B junto a Arona y T-Cross,

Abel Real

22.04.2020 01:50h

10 min

Hoy en ARCmotor y Coche Global os traemos la prueba a fondo del SUV pequeño de Skoda, el Kamiq. Como siempre os comento en el canal los SUV están de moda y por eso todas las marcas intentan colocar en cada uno de los segmentos una variante con un toque todo terreno. Skoda no es una excepción y por eso tienen el Kodiaq como segmento D, el Karoq como segmento C y ahora, este Skoda Kamiq como segmento B, aunque este último, por tamaño, podría estar rozando el segmento superior. La marca checa no solo ofrece estos SUV "a secas" sino que en cada uno de ellos ofrece acabados aún más camperos, como es el caso del Scout, con un toque deportivo, como es el caso del RS, el Sportline o el Montecarlo y además en sus modelos turismo ofrece también el acabado Scout, más campero, con pasos de rueda plásticos, algo más de altura libre al suelo y excepto en el Fabia, tracción integral, así que ya podéis ver que en este apartado, se han puesto las pilas. 

Exterior

Este Kamiq tiene unas líneas de diseño muy en la línea de lo que nos ha ido enseñando en sus últimos modelos. Así en la zona frontal vemos esas lamas verticales tan características de la marca que contiene la parrilla que no contiene el logo de la marca, ya que queda colocado en el capot. Un capot que contiene un par de líneas en "V" para alojar el logo y una forma de "U" en su zona exterior que le da un toque de diseño. Pasos de rueda muy marcados, líneas de tensión que cruzan el coche por el lateral hasta los pilotos traseros y una zona trasera con dos zonas muy marcadas completan el diseño. De la misma manera que en los últimos diseños de la marca en el portón del maletero ha desaparecido el logo de la marca y aparecen las letras SKODA en cromo.

Y hablando de cromo, lo tenemos en parrilla, barras del techo, marca y modelo de la marca y marcos de las ventanas, siempre con el permiso del Montecarlo y el Sport en que todo eso es negro. Iluminación en LED según los acabados y que viene dividida en dos, también muy característico de la marca: en la superior intermitentes dinámicos y luz de día y en la inferior toda la iluminación principal. Para la zona trasera, también en función de los acabados, iluminación LED que incluye intermitentes dinámicos y que además tiene en el lateral unas líneas rectas a forma de adorno que le dan un toque muy chulo. 

Tanto en ambos parachoques como en las taloneras aparecen para los acabados más altos unas zonas gris claro mate que le dan un toquecito muy atractivo al Kamiq, sobretodo cuando acompañan a las barras del techo y al marco de las ventanas también en gris y en cromado. Y si además la combinación es con uno de los 11 colores disponibles que hacen contraste con esos grises el resultado es muy bueno. 

Vemos en la unidad que hemos probado unas llantas de 17 pulgadas que para mi gusto son bastante feas, sobretodo si tenemos en cuenta que las hay en plata con un diseño bastante más atractivo y en 18 que le dan un toque genial. En cualquier caso, para este Kamiq las encontraremos entre 16 y 18, siempre en función del acabado o la opción que escojamos.

El techo solar opcional no abrible completa las principales características de diseño del coche.

Interior

Un interior también muy Skoda y con características que hemos ido viendo en todos sus modelos, especialmente en el Scala, con quien comparte el interior que esta presidido por dos pantallas, la del Virtual Cockpit y la central. La primera de ellas es la ya conocida del grupo VAG aunque con alguna pantalla disponible menos que por ejemplo en el Superb. Y la segunda variará su tamaño en función del equipo que escojamos. En la unidad que nos dejaron, el equipo era el Admunsen, el más alto disponible, con pantalla de 9.2 pulgadas, mapas en 3D y control gestual, además de toda la conectividad disponible. Interesante de la pantalla que esta situada como debe ser, en una posición elevada, por encima de los aireadores y que tiene un brillo y una resolución muy buenas, además de una excelente fluidez de los mapas. 

Clima bizona con las botoneras conocidas en la marca y un espacio por delante del freno de mano con una botonera que controla algunos sistemas de confort i seguridad del coche completan todos los pulsadores. Podemos montar en él carga por inducción y dos USB tipo C para cargar nuestros dispositivos. 

En cuanto a los materiales, muy correctos para ser el tipo de coche que es, más aún si lo comparamos con sus primos hermanos: el Arona y el T-Cross, que contienen una cantidad de plástico duro bastante más elevada en el interior, especialmente en la zona superior del salpicadero. 

En la parte trasera podemos montar un par de USB, también tipo C, y asientos calefactables, que acompañaran sí o sí a los delanteros.

Por otra parte, ya sabéis que Skoda tiene su filosofía "simply clever", con pequeños gadgets que nos facilitan la vida a bordo y este Kamiq no es una excepción. Un paraguas alojado en el lateral de la puerta del conductor, huecos para botellas de 1.5 litros, redes y huecos para guardar objetos y una pequeña basura son algunos de estos elementos que se completan con los de la zona del maletero, como luego veremos.

Los asientos que montaba nuestra unidad son los opcionales de cuero y alcántara que además del material y de un aspecto muy chulo añaden la calefacción y la regulación eléctrica. Recogen muy bien en las piernas y en la espalda y tienen un mullido muy correcto. Podemos elegir también, y además por bastante menos dinero, unos asientos delanteros con forma de bucket que son muy chulos pero que cuando los he probado en otros modelos he notado que penaliza mucho la visibilidad de los pasajeros traseros.

Espacio en plazas traseras

Este es uno de los puntos fuertes de este Kamiq ya que aunque se trata de un segmento B tiene unas plazas traseras con un espacio muy correcto en casi todas las cotas excepto en la anchura, bastante mejor que sus primos Arona y T-Cross con los que comparte plataforma. Eso implica que si dos adultos viajan en las plazas traseras lo harán cómodos, con bastante espacio para piernas y cabeza. El problema viene si viaja un tercer adulto o si ponemos una silla para niños en la banqueta. Tres adultos justitos porque además el túnel central es bastante prominente lo que implica que el que va en la plaza central tiene que abrir bastante las piernas. Si hay una silla, dos adultos más será muy complicado sentarlos. En cualquier caso, si van dos, lo harán cómodos por el espacio, por el reposabrazos, porque pueden ir cargando sus dispositivos y porque pueden ir con la calefacción del asiento activada. 

Aprovecho para comentar que ahora sí todo lo que queda al tacto, excepto donde se apoya el codo, es plástico duro. Pocos detalles excepto una línea cromada que le da un toquecito de calidad a la puerta. 

Maletero

Para empezar, portón eléctrico en opción sin posibilidad de función pedal. 400 litros. En este caso no notamos una crecida significativa con respecto a sus competidores, de hecho se mantiene en la media. No han tenido en cuenta en Skoda la posibilidad de añadirle unos asientos modulares como los del Karoq o una banqueta desplazable como la del T-Cross. Así que esos 400 litros son de los que dispondremos sí o sí si no abatimos el respaldo, caso en el que es espacio llegará a los 1395 litros. Un escalón algo prominente en la boca de carga y unas líneas muy regulares que ayudaran a alojar bultos cuadrados son dos características más de este maletero.

Y siguiendo con la filosofía Simply Clever, encontramos unos detallitos muy chulos como la linterna extraíble (que a su vez sirve de iluminación del maletero), unos topes que se enganchan con velcro a la moqueta para delimitar espacios de carga, redes varias y alfombra reversible. También tenemos la famosa y conocida rasqueta para el hielo de la luna delantera en la tapa del depósito de gasolina. 

Desde luego, tanto en el interior como en el exterior, estos detallitos son un añadido para Skoda, muy acertada su filosofía Simply Clever.

Mecánica

El Kamiq va montado sobre la plataforma modular MQB-A0, la pequeña del grupo VAG. La comparte con modelos como el T-Cross y el Arona (por eso os los he mencionado un par de veces a lo largo de la prueba), además del Polo o el Ibiza. Que vaya montado sobre esta plataforma implica dos cosas, sobretodo teniendo en cuenta que es un SUV: la primera es que no puede montar tracción integral y la segunda que no puede montar el eje trasero multibrazo. Ambas no parecen ser un elemento que nos haga decidirnos o no por este coche teniendo en cuenta que hablamos de un segmento B.

Esta plataforma modular permite a los fabricantes alargarla y eso es lo que hace Skoda. Alarga un poco esa plataforma para conseguir un mejor espacio interior con respecto a sus rivales, cosa que consigue, y además es por eso que os decía que con sus 4,24 m se encuentra en la parte alta en cuanto a tamaño para ser un segmento B. 

En cuanto a los motores, los ya conocidos en el grupo VAG para este tipo de vehículos.

En cuando a gasolina, el bloque 1.0 TSI tricilíndrico con potencias de 95 y 115 CV. La primera con cambio manual de 5 relaciones y la segunda con la posibilidad de escoger entre la manual de 6 relaciones y la DSG de 7. También disponible el bloque 1.5 tetracilíndrico con desconexión de cilindros y con 150 CV y también con la opción de escoger entre caja de cambios manual o automática. 

En diesel tenemos el 1.6 TDI con 116 CV en el que también podemos escoger entre los dos tipos de cambio. Y para acabar, sobre el 1.0, una versión TGI que puede funcionar también con gas GNC y que dispone de 90 CV.

Esta unidad monta la que para mi gusto es la opción más equilibrada, la 1.0 de 115 CV y 200 Nm a 5500 rpm, potencia más que suficiente para la mayoría de personas que no buscan prestaciones y que no tienen unas necesidades específicas como llevar el coche con cargas elevadas o que conduce habitualmente por carreteras que hacen recomendable un poco más de potencia. 

Para uso urbano y para circular a velocidades legales con dos o tres personas por autopistas o carreteras secundarias, esta potencia es más que suficiente casi siempre, a no ser que trates de hacer carreteras de montaña a ritmos altos o algún adelantamiento apurado. Todo esto lo conseguirías con unos consumos en torno a los 6.5 litros que se acercaran a los 7 si hacéis bastante urbano. 

El DSG es una maravilla cuando vas en marcha aunque hay que ir con cuidado cuando estas parado para que no de un tirón al pisar el acelerador. Un detallito fácilmente solucionable pillándole el tranquillo al acelerador. Lo peor para mi gusto? El sonido a cafetera que hacen estos motores y que tan poco me gusta. No es una característica de este coche, lo es de los motores de 3 cilindros en general y este no es una excepción.

Suspensiones blandas y pese a montar la opción de suspensión adaptativa debo reconocer que no he notado diferencia apenas entre las dos opciones seleccionables, por no decir ninguna. En ambas la carrocería balancea bastante aunque no llega a ser molesto y además el coche tiene unas reacciones bastante neutras, sin que te de sobresaltos. Quizás tiende a subvirar un poco si le buscas el límite pero en cualquier caso no es para lo que este coche esta pensado. Dirección bien asistida, en este caso si que se nota que se endurece al cambiar el modo, aunque para mi gusto poco directa y además transmite lo justo y adecuado para este tipo de coches. El conjunto de suspensión, dirección, motor y concepción del coche hacen que en general sea bastante cómodo, sin ninguna concesión a lo deportivo.

Acabados y precios

Tenemos 5 acabados disponibles para este Kamiq que va subiendo en función del equipamiento que elijamos. De abajo a arriba tendremos: Active, Ambition, Style, Sport y Montecarlo. Los dos últimos con un aspecto algo más llamativo y orientado a la deportividad, especialmente el Montecarlo con llantas, asientos y acabados negros específicos. Los dos primeros los más sencillos, aunque ya bastante bien equipados y el Style el de nuestra unidad, con un toque algo más orientado a la elegancia, aunque es de justicia decir que este venía cargadísimo de extras.

En los tres acabados iniciales existe la posibilidad de escoger nuestro coche con el motor 1.0 TGI, cosa que no podremos hacer con el Sport y el Montecarlo. 

Podemos comprar este coche desde los 14.900 € del acabado Active con el motor de 95 CV hasta los 25.690 € del acabado Montecarlo con el motor TDI y la caja automática

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.