Mercado

La locomotora del coche eléctrico se enfría

El mercado eléctrico de China cae un 4% en 2019 por el recorte en las ayudas públicas y atrapa numerosas inversiones en marcha

Nueva fábrica de Polestar, filial de Volvo, en China

Nueva fábrica de Polestar, filial de Volvo, en China

José Del Barrio

15.01.2020 00:23h

3 min

La locomotora y gran esperanza para los vehículos eléctricos se enfría y pierde velocidad. El mercado automovilístico de China, que se había convertido en el gran impulsor de la movilidad eléctrica, acabó 2019 con un descenso general del 8,2% y del 4% en el caso de los vehículos electrificados.

El pinchazo ha pillado a numerosas empresas con importantes inversiones en marcha para aumentar su producción de coches eléctricos destinados a los clientes chinos que habían abrazado la fe en la electrificación.

Pero esa fe no era ciega, sino que respondía a los importantes incentivos que ofrecía el Gobierno chino para impulsar las ventas de turismos sin emisiones con los que combatir el grave problema de contaminación de las grandes megaciudades del gigante asiático. La finalización de las ayudas públicas ha tenido como consecuencia el frenazo en las ventas, que se quedaron en 1.206.000 unidades frente a 1.256.000 en 2018.

Estancamiento en 2020

Lo peor es que las previsiones de la asociación de fabricantes de automóviles de China (CAAM) apuntan a que las matriculaciones de turismos de energías alternativas se mantendrán estancadas en 2020, por lo que las marcas se pelearán por una porción de un pastel que no crecerá. Entre las inversiones más importantes de los últimos meses se encuentra la de Tesla, que acaba de inaugurar una fábrica en Shanghai con capacidad para producir 500.000 vehículos al año.

Las ventas de vehículos de nueva energía se desplomaron un 27,4% en diciembre debido a la desaparición de los subsidios que incentivan la compra. En cambio, en 2018 se dispararon un 62%. El secretario general adjunto de CAAM, Xu Haidong, considera que "no será posible" alcanzar unas ventas de dos millones de vehículos eléctricos e híbridos en 2020, el objetivo que se habían marcado el Gobierno en los planes de crecimiento del mercado y que han atraído numerosas inversiones.

"Debido a la escala reducida del segmento, los fabricantes de vehículos de nuevas energías están perdiendo dinero. La fuerte caída tras el recorte de subsidios muestra que el segmento aún necesita apoyo político, al menos medidas para facilitar su uso", indicó un responsable de la asociación de marcas.

Sin más ayudas al coche eléctrico

Sin embargo, el ministro de Industria, Miao Wei, ya ha advertido de que el Ejecutivo no tiene planes para recuperar los incentivos a la compra de coches eléctricos, que habían llegado a unos 7.000 euros por vehículo. Justificó esa medida por la necesidad de que el mercado se desarrolle de forma saludable.

"Nos hemos alejado de la etapa de desarrollo de alta velocidad. Tenemos que aceptar la realidad del desarrollo de baja velocidad", indicó Shi Jianhua, directivo de CAAM. "Tuvimos un crecimiento de alta velocidad durante 28 años consecutivos, lo que realmente no estuvo mal, así que espero que todos puedan mirar con calma el mercado", añadió.

El conjunto del mercado automovilístico chino acabó 2019 con unas matriculaciones de 25,77 millones de vehículos, un 8,2% menos, y bajará otro 2% en 2020, según las previsiones. 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.