Industria

Volkswagen pacta cuatro fases hasta recuperar la producción normal

El protocolo de prevención acordado prevé las medidas de protección incluso para trabajar sin la distancia mínima de seguridad

Producción del Seat Tarraco en la fábrica de Volkswagen en Wolfsburg, la más grande del mundo

Producción del Seat Tarraco en la fábrica de Volkswagen en Wolfsburg, la más grande del mundo

Ángel González

09.04.2020 11:55h

2 min

La vuelta a la normalidad en las fábricas de Volkswagen en Alemania se llevará a cabo mediante la implementación de cuatro fases en función de la exigencia de las medidas de prevención para evitar contagios de coronavirus. La dirección de la compañía y el comité de empresa han acordado el protocolo para la reanudación de la actividad que en España todavía está pendiente de acordar en la mayor parte de las factorias. 

Tal como ha explicado Volkswagen en un comunicado, el objetivo de este acuerdo es maximizar las precauciones una vez los trabajadores vuelvan a las factorías. Por ello, se han establecido cuatro fases de acción. En la primera de ellas se aplicarán mayores precauciones y la producción será más lenta de lo normal. Estas precauciones irán reduciéndose hasta la fase 4.

"En caso de duda preferiríamos producir un vehículo menos que tomar riesgos. Los empleados quieren reanudar el trabajo. Con las nuevas reglas hemos sentado las bases apropiadas", ha indicado el presidente del comité de empresa de Volkswagen, Bernd Osterloh.

Trabajar sin distancia mínima

El paquete de medidas incluye reglas específicas sobre higiene y la distancia entre trabajadores, así como la obligación de usar protección para la boca y la nariz en áreas donde no son posibles las distancias mínimas de 1,5 metros.

"La protección y la salud de nuestros trabajadores tienen prioridad. Nuestros empleados pueden confiar en que haremos todo lo posible para garantizar que puedan trabajar de manera segura", ha reivindicado el director de Operaciones de la marca Volkswagen, Ralf Brandstätter.

En cuanto a la fecha de reanudación de la producción, la empresa solo ha indicado que algunas unidades de componentes continuarán operando como hasta ahora para satisfacer las necesidades de sus plantas en China. Esto afecta a unos 1.700 empleados en Alemania, mientras que el resto de las instalaciones de Volkswagen continuarán suspendidas.

"Estamos tomando precauciones integrales para que nuestros empleados puedan trabajar de manera segura. También hacemos un llamamiento a todos y cada uno de los trabajadores: continúe actuando de manera disciplinada durante la Pascua, quédese en casa y ayude a evitar la propagación del virus", ha subrayado el responsable de Recursos Humanos de Volkswagen, Gunnar Kilian.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.