Industria

Anfac quiere un "protocolo para el día después"

José Vicente de los Mozos, presidente de los fabricantes, emplaza a Gobierno y sindicatos a negociar cómo se reactivará la producción

José Vicente de los Mozos (en el centro), en un acto de Coche Global en el Salón de Barcelona / LENA PRIETO

José Vicente de los Mozos (en el centro), en un acto de Coche Global en el Salón de Barcelona / LENA PRIETO

José Del Barrio

31.03.2020 14:07h

4 min

Con toda la industria de automoción paralizada, la preocupación en estos momentos tiene que ser "el día después", según ha advertido el presidente de Anfac. José Vicente de los Mozos ha emplazado este martes al Gobierno y resto de las administraciones, así como a los sindicatos, a negociar un protocolo que permita rectivar las fábricas de vehículos y de componentes con rapidez cuando la situación sanitaria provocada por el coronavirus lo permita. 

Cuando se quiera arrancar de nuevo se van a necesitar varios días para recibir piezas y esto va en contra de la economía de las empresas, ha advertido De los Mozos en declaraciones a la Cadena Cope. El presidente de Anfac y de Renault España ha pedido al Gobierno y a las diferentes administraciones que tengan en cuenta al sector privado en la toma de sus decisiones, ha explicado, al tiempo que ha reconocido ser "muy pesimista sobre la actividad empresarial y económica en los próximos meses".

Protocolo para el día después

Para evitarlo Anfac está negociando con el Ministerio de Industria un "protocolo para el día después", en el que le gustaría que se implicarán más los sindicatos, de los que ha dicho que lo rechazan, cuando en países como China y Corea está en marcha.

A juicio de José Vicente de los Mozos, en España se tarda "mucho tiempo en discutir" y no se copia lo que se hace bien en otros países, cuando el mercado del automóvil en España está a la baja, hay sobreproducción en Europa y los centros de decisión de las marcas están fuera, lo que podría provocar el cierre de alguna planta española. 

Las declaraciones del directivo tienen lugar cuando en algunas factorías y grupos automovilísticos ya se ha empezado a planficar cómo será la vuelta al trabajo, ya que se espera que sea gradual y a un ritmo inicial más bajo debido a las medidas preventivas.

El momento en el que se podrá reactivar la producción se demorará probablemente hasta mayo, según ha reconocido De los Mozos en declaraciones a La Tribuna de Automoción. Entre los aspectos que se tendrían que estipular en el protocolo se encuentran las medidas de prevención para los trabajadores, especialmente en los puestos en los que no se puede respetar la distancia mínima de seguridad de un metro. "En los países asiáticos, con máscaras y limpieza frecuente, los operarios están trabajando y no se han registrado contagios. Hoy, es cierto que la situación española es la que es y las centrales sindicales no quieren oír hablar de ello", ha subrayado De los Mozos.

Proliferación de ERTE

De los Mozos ha asegurado que, aunque la salud de los trabajadores es prioritaria, hay que empezar a plantearse cómo recuperar la actividad de la industria del automóvil en España, de la que ha recordado que es la primera en exportaciones de todo el tejido empresarial. Según el directivo, el decreto de estado de alarma y las limitaciones a la movilidad han provocado que, desde el 16 de marzo, en España ni se fabriquen ni se vendan coches.

Las medidas para contener la propagación del virus han provocado numerosos expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE) en los concesionarios, en las fábricas de las marcas y de los proveedores de la automoción. Sin embargo, De los Mozos ha lamentado que en algunas autonomías se estén rechazando las solicitudes de ERTE por causa de fuera mayor, lo que puede poner en peligro la continuidad de algunas empresas.

Las medidas de confinamiento y paralización de la actividad económica no esencial provocarán un descenso de las ventas de vehículos del 20% al 30% en España si no se pone en marcha un plan que incentive las compras, segun las previsiones de Anfac.

Críticas de UGT

Las palabras del presidente de Anfac han sido recibidas con alivio y críticas por la federeación de Industria de UGT FICA, que se congratula de que la patronal "abogue ahora, en plena pandemia, por crear un protocolo de seguridad para los trabajadores y trabajadoras del sector del automóvil después de un mes y tras banalizar con estos temas".

El sindicato recuerda que ya había exigido medidas sanitarias a las compañías del sector para que se antepusiese la salud de los trabajadores a cualquier otra consideración empresarial antes del estado de alarma, lo que llevó a los trabajadores a paralizar la actividad en algunas fábricas.

"Para UGT FICA lo primordial ahora es asegurar la seguridad de los trabajadores por encima de cualquier otra prioridad. Por ello consideramos fundamental el cumplimiento del protocolo sanitario tanto ahora como a partir del día en termine la pandemia", han subrayado desde la organización sindical.

UGT ha insistido en que "no va a consentir" que se prioricen las necesidades de las empresas por encima de la salud de los trabajadores "ni en estos tiempos de alarma ni cuando pase la pandemia".

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.