Industria

Volkswagen Navarra firma un convenio por seis años

El acuerdo firmado prevé una subida salarial del IPC más el 0,5% y 500 contratos en Pamplona

Imagen de la fábrica Volkswagen en Navarra

Imagen de la fábrica Volkswagen en Navarra

Toni Fuentes

21.03.2019 19:03h

3 min

La dirección de la fábrica de Volkswagen de Navarra y la mayoría de los sindicatos han firmado el preacuerdo para el nuevo convenio colectivo. Uno de los objetivos del pacto es dar estabilidad y tranquilidad a la plantilla en un plazo prolongado de tiempo, lo que ha llevado a las partes a firmar un convenio por seis años

El preacuerdo ha sido rubricado por los sinficatos UGT, CCOO y Confederación de Cuadros, que suman el 68,49% de los delegados sindicales elegidos por la plantilla en las recientes elecciones para renovar el comité de empresa. En cambio, los sindicatos ELA, LAB y CGT, que suman 8 delegados de los 29 del comite, han optado por no firmar el preacuerdo.

El periodo de vigencia del nuevo convenio colectivo de la factoría de Volkswagen de Pamplona será de 2018 a 2023, convirtiéndose así en uno de los acuerdos laborales que abarcarán más años. UGT, el primer sindicato del comité, ha señalado que el acuerdo refuerza el papel de la planta dentro de Volkswagen. "Afianzamos nuestra planta y por ende todo el parque de proveedores con lo que ayudamos a dar estabilidad a Navarra", ha indicado la central en un comunicado. 

Más empleo en Volkswagen Navarra

Para CCOO, "el preacuerdo hay que valorarlo en la parte concreta de lo acordado y también en lo que supone de estabilidad en un sector azotado por la incertidumbre de los últimos meses. Es positivo que en Navarra, se disponga de cierta tranquilidad en estos momentos".

El preacuerdo que se trasladará al nuevo convenio colectivo, establece como compromisos para la dirección de Volkswagen una subida salarial del IPC más un 0,5% además de pluses y complementos variables, y la contratación de 300 a 500 nuevos empleados para hacer frente al aumento de la producción previsto con el inicio de fabriación del T-Cross y la posibilidad de asignación de un tercer modelo.

Además, la empresa ya ha puesto en marcha un plan de rejuvenecimiento de la plantilla mediante la jubilación anticipada y parcial de 800 empleados que serán sustituidos por otros tantos con contrato de relevo. Para conseguirlo, fue necesario un plan de ayudas de las administraciones y la reforma del contrato de relevo para mantener un régimen más ventajoso para la industria manufacturera. 

Aumento de producción en VW Pamplona

Otra de las novedades que los sindicatos valoran especialmente es la obligación que tendrán los proveedores de Volkswagen Navarra de acogerse al convenio sectorial que les pertoque y no a pactos de empresa con condiciones inferiores. 

La producción del nuevo SUV pequeño Volkswagen T-Cross se encuentra en estos momentos a un ritmo de 400 unidades al día de los 1.400 coches que salen cada día de la planta de Pamplona. El resto de unidades corresponden al Polo. El volumen de producción diario irá subiendo hasta alcanzar las 700 unidades del T-Cross en abril. Para todo 2019, Volkswagen Navarra prevé producir 320.227 coches, un 17,5% más que en 2018 y la tercera mejor cifra en la historia de la factoría.

En el horizonte a largo plazo, Navarra aspira a la adjudiación de un tercer modelo y a recibir coches eléctricos. El vicepresidente de ventas de la marca Volkswagen, Jürgen Stackmann, aseguró en una entrevista con la web Coche Global que aunque la planta de navarra no tiene asignado ningún modelo eléctrico "en tres o cuatro años", la compañía irá ampliando la capacidad de producción de vehículos sin baterías para dar respuesta al mercado.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.