Industria

Volkswagen invertirá 44.000 millones en coches eléctricos y autónomos

El grupo reducirá plantilla con jubilaciones y estudia tener su propia fábrica de baterías

Volkswagen presenta el coche eléctrico ID en el Salón de París

Volkswagen presenta el coche eléctrico ID en el Salón de París

Toni Fuentes

16.11.2018 19:37h

3 min

La compañía Volkswagen del futuro será eléctrica y autónoma o no será. El consejo de administración del grupo alemán se ha conjurado para conseguir un salto sustancial en la electrificación y el aumento del grado de conducción autónoma de la gama de modelos de las marcas del consorcio, entre ellas Seat. Para conseguirlo, el grupo invertirá casi 44.000 millones de euros hasta 2023 en coches eléctricos y autónomos, nuevos servicios de movilidad y en la digitalización de las fábricas.

Una prueba de la apuesta que supone esa inversión es que representa alrededor de dos tercios del gasto total planificado por Volkswagen para los próximos cinco años. Además de lanzar nuevos modelos eléctricos o híbridos, la estrategia también prevé el estudio de la instalación de una fábrica de la multinacional para producir sus propias baterías y no tener tanta dependencia de proveedores externos en un componente clave.

El consejo de administración del grupo Volkswagen ha dado el visto bueno a los que en el argot interno de la compañía se denomina la PR67, es decir, la planificación de producciones e inversiones para el próximo quinquenio. "Ha llegado el momento de tomar decisiones que vayan más allá en tecnología y producto para conseguir ese objetivo", ha asegurado el presidente de Volkswagen , Herbert Diess en referencia al objetivo de cero emisiones en 2050 fijado por el Acuerdo de París. 

50 modelos eléctricos en 2025

La ofensiva eléctrica de Volkswagen permitirá al grupo aumentar su oferta de coches propulsados por baterías desde los seis que tiene ahora el grupo a la venta o en fase de lanzamiento a más de 50 modelos en 2025. 

Para hacer frente a un volumen alto de producción de coches eléctricos, Volkswagen transformará las plantas alemanas de Hannover y Emden en centros de fabricación de modelos de baterías, junto a las instalaciones de Zwickau ya previstas anteriormente.

Sin embargo, la producción de coches eléctricos tendrá una cara no tan positiva que consiste en una progresiva reducción de la plantilla mediante jubilaciones con las que se irán amortizando puestos de trabajo. La causa es que la producción de un coche eléctrico es un 30% más simple que la de un vehículo de combustión interna. 

Como consecuencia de los cambios en plantas de Alemania, Volkswagen ha anunciado el traslado de la producción del Seat Ateca a una nueva factoría 'mutimarca' que se ubicará en Europa del Este.

Alianza con Ford

La hoja de ruta de Volkswagen hasta 2023 se completa con la reciente alianza firmada con Ford para desarrollar y producir vehículos comerciales de forma conjunta, aunque con potencial en otros campos, según ha dicho Diess. 

El nivel de inversiones y de gasto en I+D se reducirá aun nivel del 6% de los ingresos a partir de 2020, aunque la compañía ha advertido de que los recursos económicos generados por la actividad de la firma se verán impactados por la crisis del diésel en 2019 y 2020 aunque mantiene el objetivo de alcanzar un mínimo de 10.000 millones dentro de dos años. Los inversores han reaccionado de forma crítica al anuncio de Volkswagen al imponerse las órdenes de venta de acciones, que bajaron un 2,52% en el mercado de Frankfurt.

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.