Industria

Ford se lleva los motores a EEUU y amenaza 1.000 empleos en Valencia

Los sindicatos advierten de que la planta no será viable sin la asignación de nuevos motores

Planta de motores en la fábrica de Ford de Almussafes

Planta de motores en la fábrica de Ford de Almussafes

Ángel González

01.11.2019 09:41h

2 min

La planta de Ford de Almussafes estaba a la espera de posibles repercusiones del plan de reestructuración en Europa, pero no se esperaba la última medida anunciada por la multinacional. Ford ha anunciado el traslado a Estados Unidos de la producción de dos modelos de motores esenciales para la supervivencia de la actividad, lo que supone una amenaza para unos 1.000 empleos en la planta de motores de Almussafes,

En 2024, la planta de motores de Ford de Valencia dejará de fabricar los modelos actuales Ecoboost de 2.0 y 2.3 litros debido a la decisión de deslocalizar a EEUU la producción de la nueva generación de esos propulsores.  

La compañía argumenta como justificación de la medida que más del 90% de los actuales propulsores Ecoboost fabricados en Almussafes se exporta a Norteamérica y con el fin de ahorrar costes en transporte y en aranceles en plena guerra comercial desencadenada por Donald Trump

Reducción de costes y aranceles

"Esta decisión situará la producción del nuevo motor más cerca de las operaciones de ensamblaje de los vehículos implicados y mejorará nuestra eficiencia global de fabricación", indicó Ford. La producción en Valencia se mantendrá "al menos" hasta 2024 con un volumen elevado y anuncia que "compartirá con los representantes de los trabajadores y otras partes implicadas de la planta de motores de Valencia más detalles sobre futuras alternativas conforme estén disponibles".

La producción de motores en Valencia había registrado un incremento de la demanda en los últimos meses que llevó a la dirección de Ford a dejar sin efecto la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo que tanía en vigor. En cambio, la compañía acaba de acordar con UGT la puesta en marcha de otro ERTE en las líneas de montaje para reducir los días de producción.

El presidente del comité de empresa y secretario general de UGT en la factoría, Carlos Faubel, ha explicado a Europa Press que si no llega una alternativa a partir de 2024 a los motores que se trasladarán la planta, que se puso en marcha en 1973, "no será viable".

José Miguel Arocas, dirigente de CCOO, ha señalado que los trabajadores han recibido la noticia con "sorpresa" y como un "jarro de agua fría" porque esperaban la asignación de un nuevo modelo de motor

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.