Industria

Ford firma un acuerdo para proteger los empleos de EEUU

El líder de UGT, Pepe Álvarez, culpa al proteccionismo de Trump de la deslocalización de la producción de motores de Valencia

Trabajadores en la línea de montaje de la fábrica de Ford de Almussafes (Valencia)

Trabajadores en la línea de montaje de la fábrica de Ford de Almussafes (Valencia)

Ángel González

16.11.2019 10:29h

3 min

La dirección de Ford ha firmado un acuerdo con el Sindicato de Trabajadores de Automoción (UAW en sus siglas en inglés) que prevé nuevas inversiones y contrataciones con el objetivo declarado de "proteger los empleos en Estados Unidos". Este proteccionismo laboral permitirá crear o asegurar 8.500 empleos temporales en las fábricas de la multinacional en EEUU, que cuentan con 55.000 trabajadores, mientras recorta puestos de trabajo en plantas como la de Almussafes (Valencia).

Ford ha llegado a un acuerdo con UAW en un tiempo récord que evita conflictos laborales como el sufrido por General Motors con una huelga que duró 42 días con unas pérdidas millonarias. La compañía se compromete en el acuerdo ratificado por un 56,3% de los afiliados de UAW a invertir 6.000 millones de dólares en las fábricas de EEUU y a crear o asegurar un total de 8.500 puestos de trabajo de carácter temporal. 

Además, los nuevos empleados temporales irán ascendiendo en el escalafón hasta llegar la categoría superior a tiempo completo al final del acuerdo de cuatro años, según ha explicado Rory Gamble, responsable de UAW en Ford. Los 55.000 empleados de Ford en EEUU recibirán un aumento salarial acumulado del 14% en cuatro años (un 8% sin consolidar en tablas salariales), la misma subida acordada en GM. 

Moderación de costes

El pacto laboral prevé un aumento de la flexibilidad de la compañía mediante un aumento del porcentaje de temporales en la plantilla, en la que habrá prejubilaciones para reducir los costes. "Este acuerdo ayuda a Ford a mejorar nuestra competitividad y proteger trabajos de manufactura bien remunerados. Trabajando con UAW, hemos agregado flexibilidad a nuestras operaciones al tiempo que mantenemos los costos laborales en línea con los costos proyectados de inflación laboral de la industria manufacturera de los EEUU", ha destacado Joe Hinrichs, presidente de Ford Automotive.

Los compromisos de Ford supondrán un coste adicional de 700 millones de dólares en este trimestre derivado especialmente a un bono que percibirán un total de 12.500 empleados. Además, el pacto incluye el cierre de una planta de motores y la concentración de la producción en otra factoría en la que se podrán recolocar los empleados afectados.  

Unos días antes, Ford anunció al comité de la planta de Almussafes su intención de trasladar la producción de motores a Estados Unidos, lo que pone en peligro 1.000 empleos, argumentando la necesidad de reducir los costes que suponen los aranceles derivados de la guerra comercial de Donald Trump. 

Críticas de Pepe Álvarez

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha atribuido "el problema" al que se enfrenta la planta de Ford de Valencia "tiene un nombre que es Trump y es el proteccionismo americano". A su juicio, lo que está ocurriendo en Ford tiene una "relación muy directa con el proteccionismo americano, que no estaba mirando a Valencia ni a España, sino que está mirando como proteger sus productos". 

Además, ha acusado a Vox y al PP de "estar a misa y repicando" por estar "pidiendo el cierre de fronteras, diciendo que tenemos que tenemos que proteger más nuestros productos y a la vez culparnos de situaciones que se producen como consecuencia de esas políticas". El líder de UGT ha instado a ver "de qué manera el avance que se ha hecho desde el punto de vista que se ha hecho del libre mercado se puede mantener". "No puede ser que los que nos metieron en el proceso de la globalización ahora sean los mismos que como no les va bien nos obliguen a estos giros", ha criticado.

El secretario general de UGT de Valencia, Ismael Sáez, ha señalado que aunque se activaran mecanismos para que las ayudas las empresas se condicionen al mantenimiento de producción y empleo, en el caso de Ford las subvenciones que a la planta de Almussafes representan una "parte ínfima" de sus intereses económicos y "difícilmente van a condicionar el mantenimiento de su producción en Valencia", ha admitido.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.