Industria

Ford adelantará el pago del desempleo por el ERTE de Valencia

La empresa pacta una garantía del 80% del sueldo neto para los 7.000 afectados por el parón por fuerza mayor

Trabajadores en la línea de montaje de la fábrica de Ford de Almussafes (Valencia)

Trabajadores en la línea de montaje de la fábrica de Ford de Almussafes (Valencia)

Pau Rodríguez

20.03.2020 17:59h

2 min

Los trabajadores de la fábrica de Ford de Valencia estarán en situación de desempleo hasta que finalicen la actual crisis por el coronavirus. La compañía y los sindicatos han acordado las condiciones en que se aplicará el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) a un máximo de 7.000 empleados. Una de ellas es el adelanto de la prestación por desempleo para garantizar que los trabajadores tengan ingresos.

La planta de Ford Almussafes ha acordado con dos sindicatos un ERTE por causa de fuerza mayor que afectará a todos los empleados de producción excepcto a algunos trabajos de final del lanzamiento del nuevo Kuga, seguridad, bomberos y mantenimiento de instalaciones.

Ford complementará la prestación por desempleo hasta el 80% del salario real, incluidos los complementos, el cien por cien de las vacaciones, pagas extras, gratificación especial y antigüedad, y se encargará de tramitar los expedientes. La empresa ha accedido a adelantar las cantidades (aproximadas) que deba percibir cada trabajador por la administración, según ha informado UGT, sindicato mayoritario en la planta.

Críticas de algunos sindicatos

El presidente del Comité de Empresa y portavoz de UGT, Carlos Faubel, ha destacado que las condiciones de este expediente son las mismas que las pactadas en los cuatro ERTE que se aplicaron a lo largo de 2019.

El acuerdo ha sido firmado por UGT y CCOO, mientras que el STM y CGT han decidido no apoyarlo. Para el STM, segundo sindicato en representación, no se entiende que la empresa no complemente más allá del 80 % cuando se va a "ahorrar mensualmente el 75 % de lo que cotiza por los trabajadores a la Tesorería de la Seguridad Social", mientras que para los trabajadores puede suponer un quebranto económico perder el 20 % del salario.

La factoría tenía en marcha las negociaciones para un expediente de regulación de empleo (ERE) para despedir a 410 empleados, que han quedado suspendidas. 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.