Tendencias

Los camiones autónomos ya están aquí

La logística vive una revolución con el inicio de las pruebas del Volvo Vera en Suecia y de otros modelos

El camión autónomo Volvo Vera en acción

Helena Martín

18.06.2019 11:52h

2 min

La conducción autónoma se perfila como una promesa para soluciones a los retos de la logística. La creciente demanda generada por el reparto a domicilio de productos adquiridos mediante comercio electrónico puede actuar como incentivo para las fuertes inversiones que llevan a cabo empresas fabricantes de vehículos y de flotas de transporte. Los camiones autónomos y eléctricos que han desarrollado algunas marcas ya han iniciado pruebas previas para su despliegue en el servicio real.

El puerto de Gotemburgo se ha convertido en un laboratorio de la nueva movilidad basada en la conducción autónoma. Los muelles de la ciudad sueca acogen una prueba del vehículo autónomo Volvo Vera, una cabeza tractora sin cabina diseñada para trayectos cortos a baja velocidad (hasta 40 km/h). 

La tarea encomendada a los remolcadores autónomos consiste en trasladar contenedores desde un centro logístico hasta el cercano puerto de Gotemburgo. Un operador ubicado en una torre de control del puerto supervisa la evolución de los vehículos autónomos por los muelles. 

Acuerdo con NVIDIA

"Ahora tenemos la oportunidad de implementar a Vera en un entorno ideal y desarrollar aún más su potencial para otras operaciones similares", dice Mikael Karlsson, Vicepresidente de Soluciones Autónomas en Volvo Trucks. El modelo Volvo Vera es solo una parte de la solución que aportan los vehículos autónomos para el reto de la creciente complejidad y actividad de la logística. Volvo ha anunciado la firma de un acuerdo con el fabricante de chips NVIDIA para desarrollar los camiones y vehículos industriales que puedan operar sin conductor. 

"Todo lo que se mueva tendrá automatización o parcial, por lo que esta tecnología es fundamental", ha asegurado el fundador y CEO de NVIDIA, Jensen Huang. Los vehículos autónomos presentan un potencial más elevado en las operaciones intensivas de transporte de mercancías y transporte público al mejorar la eficiencia y el tiempo de actividad. La reducción de costes puede llegar a un 45% en los casos en los que los vehículos pueden funcionar de forma autónoma 24 horas al día, según las estimaciones de McKinsey. 

Camiones autónomos

Los retos del sector son enormes teniendo en cuenta que la entrega de paquetes crece a un ritmo de un 28% cada año, según los datos de la consultora KPMG. 

Los fabricantes de vehículos industriales avanzan hacia la conducción autónoma como una de las prioridades junto a la reducción de las emisiones de gases y la mejora de la movilidad. Además de Volvo, otros fabricantes como Tesla, Mercedes, Man y Scania llevan a cabo pruebas de sus modelos autónomos.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.