Mercado

Las marcas hacen limpieza. Estos son los coches sacrificados

Monovolúmenes, deportivos, berlinas y compactos, entre las víctimas del mercado y la búsqueda de rentabilidad

Ford C.MAx, uno de los modelos sacrificados

Ford C.MAx, uno de los modelos sacrificados

Toni Fuentes

30.03.2019 00:02h

2 min

Ford acaba de confirmar que en junio dejará de producir el monovolumen compacto C-Max, lo que provocará 5.000 despidos en Alemania. Es el último modelo de automóvil que ha caído de una larga lista de cohes sacrificados por las marcas. El descenso de las ventas y la exigencia de mejorar la rentabilidad en unos tiempos difíciles para la automoción explican la elevada mortandad de modelos.

La desaparición del Ford C-Max es también un símbolo de la tendencia de los SUV, que irrumpió en el mercado hace unos años y que lo está cambiando de arriba a abajo. Los monovolúmenes como el C-Max o el B-Max y el Toyota Verso no han aguantado la canibalización de los todocaminos, que han ido conquistando segmentos de mercado.

Modelo Seat Toledo

Berlinas desaparecidas

Las berlinas es otro tipo de vehículo que está sufriendo en primera persona la reconversión de los gustos de los clientes. El Seat Toledo es una de los últimos modelos de berlinas en caer, junto con la lujosa Hyundai Genesis, Lexus GS F y Toyota Avensis

En algunos casos, se unen como causas de la desaparición el descenso de ventas y la urgencia de mejorar la rentabilidad. Hace unos días, el presidente de Volkswagen, Herbert Diess, justificaba el sacrificio del emblemáticos compacto deportivo Scirocco por su reducido volumen de ventas y por la necesidad del grupo de simplificar su gama de modelos. Sus fans tendrán que conformarse con el mercado de segunda mano. 

Algo parecido le ha pasado también al Volkswagen Beetle, que se ha dejado de producir para ahorrarse la inversión que supondría crear una nueva generación del revival que se ensamblaba en México. 

Anuncio del nuevo modelo Pulsar de Nissan

El fin de las versiones de tres puertas

Pero no solo sufren los monovolúmenes, las berlinas y los revival, sino también algunos modelos del segmento de los compactos, el de más ventas en Europa pero también el más competido. El intento de Nissan de volver a ese segmento en pleno 'boom' de los SUV y después de ausentarse durante años finalizó de forma abrupta a mediados de 2018 con la finalizacion de la producción del modelo Pulsar en Barcelona. Esa decisión ha sido una de las causas del recorte de plantilla de 600 empleados anunciado por Nissan.

En los años más recientes, el mercado se ha llenado de víctimas que tienen una característica en común: son versiones de tres puertas. Definitivamente, la carrocería de cinco puertas se ha impuesto en Europa y ha supuesto la desaparición de numerosos modelos de tres puertas en una configutación coupé. Incluso modelos deportivos como el Renault Clio RS han abandonado las tres puertas y se han pasado a las cinco aunque con las dos traseras camufladas.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.