Industria

Seat prueba un aumento de flexibilidad en la producción

La planta de Martorell hace un test para producir el modelo Arona en la línea del Audi A1

Producción del Audi A1 en la fábrica de Seat de Martorell

Producción del Audi A1 en la fábrica de Seat de Martorell

Toni Fuentes

24.05.2019 00:01h

2 min

La fábrica de Seat de Martorell vive una paradoja que cada vez se hace más evidente. Mientras que la línea de montaje de los modelos Ibiza y Arona está tan saturada que obliga a trabajar fines de semana, las otras dos cadenas de ensamblaje tienen turnos vacíos. Para racionalizar la producción, la planta está realizando una prueba de mejora de la flexibilidad entre las líneas de montaje en los próximos meses, según ha confirmado Seat a la web Coche Global

El proyecto responde a una petición recurrente de los sindicatos en los últimos meses para aprovechar mejor la capacidad global de la factoría y evitar que algunos trabajadores se acaben sobrecargando con turnos de sábado y domingo. La prueba que lleva a cabo Seat consiste en adaptar la línea de montaje del Audi A1 para que pueda producir también el modelo se SUV pequeño Seat Arona.

Prueba de producción

El proyecto para conseguir la producción cruzada entre líneas de montaje se encuentra en fase de "estudio técnico pendiente de una decisión final", según confirman fuentes de Seat. El test ha consistido en producir algunas unidades del Arona en la línea de montaje del Audi A1 para comprobar la viabilidad técnica y evaluar el importe de la inversión necesaria para que se puedan ensamblar dos modelos que se basan en la misma plataforma pero que tienen volúmenes, alturas y configuraciones diferentes. 

La prueba de flexibilidad productiva pretende ganar en racionalidad y, al mismo tiempo, reducir los costes internos. La línea de montaje de los modelos Ibiza y Arona se encuentra en estos momentos completamente saturada, mientras que la del Audi A1 trabaja a dos turnos y se quedará con uno a partir de final de junio debido a que el modelo tiene unas ventas por debajo de lo previsto inicialmente. La intención de la compañía es que la producción del Audi A1 recupera los dos turnos a partir de septiembre o octubre si la demanda lo permite. Además de esas dos líneas, en Martorell también se produce el Seat León con dos turnos de trabajo.

Menos trabajo en fin de semana

El proyecto prevé que la línea del Audi A1, en la que actualmente se ensamblan unos 500 vehículos, fabrique cada día una cifra entre 50 y 100 unidades del Seat Arona de forma estable a partir de enero, según han explicado fuentes sindicales. Si finalmente se aprueba el proyecto, se podrán reducir en un 50% los fines de semana que tienen que trabajar los empleados del Ibiza y el Arona para satisfacer la demanda. 

En los últimos meses, Seat ha programado turnos de trabajo en la mayor parte de sábados y domingos para incrementar el volumen de producción del Arona principalmente, un modelo que se beneficia del 'boom' de los SUV pequeños.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.