Industria

PSOE y Podemos dejan en el aire el recorte de emisiones de los vehículos

El programa de Gobierno evita la polémica de hace unos meses y deja sin concretar el veto a diésel y gasolina

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias presentan el programa de Gobierno / PSOE

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias presentan el programa de Gobierno / PSOE

Toni Fuentes

30.12.2019 19:42h

2 min

La lucha contra el cambio climático se ha convertido en uno de los ejes del programa de Gobierno presentado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Las medidas para reducir la huella de carbono de España ocupan el capítulo tercero del documento de la Coalición Progresista del PSOE y Unidas Podemos. Sin embargo, esas medidas tienen un detalle significativo: no concretan los plazos y los objetivos intermedios de reducciones de emisiones de gases de los vehículos.

La aprobación de la ley de cambio climático será una de las prioridades del nuevo Gobierno encabezado por Pedro Sánchez y con Pablo Iglesias como vicepresidente. Para ello tendrán que rescatar de la bandeja de proyectos pendientes el texto que presentó el Ejecutivo actual antes de la convocatoria anticipada de elecciones, que frustró su aprobación. 

Pero aunque el proyecto inicial del Gobierno del PSOE fijaba como objetivo la prohibición de la venta de vehículos de gasolina y diésel a partir de 2040 y el veto a la circulación en 2050, el texto consensuado entre los dos partidos de izquierdas deja ese espinoso asunto abierto. 

"Se fijarán objetivos de emisiones"

"Se fijarán objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero y energía para vertebrar las políticas energéticas, de transporte, de producción industrial y las urbanas, abriendo al mismo tiempo la oportunidad para a generación de nuevas orientaciones socieconómicas, garantizando la transición justa", se afirma en el documento 'Un nuevo acuerdo para España'. 

La única concreción del acuerdo es alcanzar en 2050 una generación de electricidad con origen 100% renovable, y entre el 85% y el 95% en 2040. Con este redactado, Pedro Sánchez quiere evitar la polémica suscitada en septiembre pasado con la presentación del programa electoral del PSOE, que reiteró el veto a la venta de diésel y gasolina en 2040. Las quejas de las patronales del sector del automóvil forzaron al equipo de Sánchez a rectificar con rapidez y suavizar ese objetivo con un redactado alambicado. Esta vez ha caído del texto incluso esa fórmula, que apelaba al diálogo con el sector.   

Las petroleras pagarán más impuestos

Entre las medidas esbozadas en el documento, los dos partidos citan un esquema de ayudas económicas para el vehículo eléctrico e impulsado con energías alternativas, así como medidas orientadas a promover la instalación de puntos de recarga de estos vehículos en las ciudades. PSOE y Podemos se marcan como objetivo promover una Ley de Movilidad Sostenible y pondrán en marcha medidas de financiación del transporte público, con especial interés en las áreas metropolitanas de las grandes ciudades.

Además, Sánchez e Iglesias incluyen en el apartado de medidas fiscales una penalización para las empresas de hidrocarburos, que tendrán que pagar un tipo del 18% del impuesto de sociedades. Las grandes compañías pagarán un tipo mínimo del 15%.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.