Tendencias

La (vieja) medida de Pedro Sánchez contra la contaminación

La obligación de zonas de bajas emisiones como Madrid Central ya se incluía en la Ley de Cambio Climático

Pedro Sánchez, durante el debate de investidura / EFE / J.J.GUILLÉN

Pedro Sánchez, durante el debate de investidura / EFE / J.J.GUILLÉN

Toni Fuentes

22.07.2019 23:45h

2 min

La ministra de Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, escuchó las medidas anunciadas por Pedro Sánchez en su discurso de investidura con aparente frialdad. El anuncio del candidato a presidente del Gobierno de que "nadie va a parar Madrid Central" porque el Ejecutivo obligará a las ciudades de más de 50.000 habitantes a tener zonas de bajas emisiones. La medida estrella de Sánchez para combatir la contaminación es una vieja conocida de la Ley de Cambio Climático.

Sánchez ha avisado de que va a haber "máxima exigencia" con todas las administraciones públicas y, en particular, con las locales con una "lucha sin cuartel" en la que "no puede haber pasos atrás" en la lucha contra la contaminación del aire. Entre las medidas anunciadas ha asegurado que se regulará la "obligación" de que las ciudades de más de 50.000 habitantes se doten de zonas de bajas emisiones para vehículos contaminantes.

La ley de Cambio Climático que quedó en agua de borrajas con el súbito final de la legislatura anterior ya incluía precisamente esa medida que Sánchez repescó como uno de sus ases ocultos en las mangas para intentar conseguir los votos necesarios para su investidura. 

Una medida ya anunciada

La explicación que dio el Gobierno cuando se aprobó el proyecto de Ley de Cambio Climático en febrero de 2019 era clara: "Puesto que casi el 70% de las emisiones de CO2 se producen en las ciudades, el anteproyecto insta a los municipios de más de 50.000 habitantes a fomentar la introducción medidas de lucha contra el del cambio climático, entre otras, la creación de zonas de bajas emisiones no más tarde de 2023; la puesta en marcha de medidas para facilitar los desplazamientos a pie, en bicicleta u otros medios de transporte activo; la mejora y uso de la red de transporte público y su progresiva electrificación".

Este proyecto de ley es el mismo que establecía el veto a la venta de coches de combustión interna a partir de 2040 y la prohibición de circular en 2050. Asimismo, prevé la obligación de que las gasolineras tengan puntos de recarga de coches eléctricos. 

Pero la verdadera noticia surgió en el intercambio de reproches entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en el que el líder de Unidas Podemos reveló que una de las carteras que pidieron al PSOE fue la de Transición Ecológica, que fue rechazada por el presidente en funciones. 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.