Industria

La plantilla de Continental da un ejemplo de solidaridad contra el Covid-19

Los empleados en ERTE y a la espera de conocer el futuro de su fábrica imprimen material para hospitales

Trabajadores de Continental Rubí producen material sanitario

Toni Fuentes

24.03.2020 14:39h

3 min

La solidaridad que ha despertado la crisis sanitaria del coronavirus está superando todas las fronteras. Se ha colado en un número creciente de empresas y trabajadores que han decidido pasar a la acción para ayudar al personal sanitario en la lucha contra el virus. Incluso en las situaciones más complicadas, como las de la plantilla de la fábrica de Continental de Rubí, que sufren el parón con un ERTE y que, además, están a la expectativa de conocer si mantendrán sus puestos de trabajo debido al proceso de venta o cierre en marcha.

Los 700 empleados de la factoría de Continental de Rubí entrarán en uno de los abundantes expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) debido a la paralización a la actividad por varios casos de trabajadores con síntomas como los que da el Covid-19. Fue una de las factorías que aguantó más días trabajando, aunque finalmente la plantilla se plantó y exigió que se parara la actividad para proteger la salud de los operarios. 

Fue un problema sobrevenido de forma súbita a la gran preocupación que tienen los empleados de Continental Rubí en estos momentos. La multinacional alemana dio un plazo de seis meses para encontrar un comprador para las instalaciones que trabajan para el sector del automóvil. En el caso de que no encuentren ese inversor, la compañía ha advertido de que cerrará la fábrica. El proeceso de negociación con la plantilla se vio interrumpido por el estado de alarma, según explican fuentes del sindicato UGT FICA.

Proveedores de material sanitario

En ese clima de gran incertidumbre sobre el futuro de sus puestos de trabajo, un grupo de trabajadores han seguido la tendencia que se ha extendiendo en muchas empresas industriales de convertirse en proveedores de material sanitario para los hospitales. La idea corrió como la pólvora entre la plantilla de la división de plásticos y la de electrónica y llegó incluso a la sede central del grupo en Alemania. 

Finalmente, el proyecto espontáneo se convirtió en un reto colaborativo en el que todos aportaban sus conocimientos, materiales, maquinaria o tiempo para imprimir pantallas protectoras que cubren todo el rostro del personal médico y de enfermería. Han puesto a funcionar impresoras 3D de la empresa y en domicilios particulares para imprimir el soporte principal que se ajusta a la cabeza y en el que se engancha la pantalla protectora de plástico.

Hospital Parc Taulí de Sabadell

"Estamos trabajando mucho, queremos ayudar en todo lo posible con esta iniciativa", asegura uno de los empleados que forman parte de los voluntarios contra el coronavirus de Continental. "Además de estar profundamente agradecidos y orgullosos por estas iniciativas de nuestros compañeros, queremos aprovechar para hacer un llamamiento a todas las personas que dispongan de medios de impresión 3D en casa, puedan unirse a esta causa. Todo el material impreso está organizándose para ser enviado a centros hospitalarios de forma gratuita en su recogida", explica el comité de empresa de Continental Rubi.

El principal destinatario del material producido por esta iniciativa de los empleados de Continental es el hospital Parc Taulí de Sabadell, situado a muy pocos kilómetros de la fábrica. El resto del material también se distribuye a otros centros de la comarca catalana del Vallès.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.