Industria

La planta británica de Nissan se ve a salvo de los despidos

Los sindicatos y la prensa confían en que Sunderland se libará del plan para suprimir 12.500 empleos que teme Barcelona

Coche número 10 millones fabricado en Nissan Sunderland

Coche número 10 millones fabricado en Nissan Sunderland

José Del Barrio

13.08.2019 01:08h

3 min

El pasado día 20 de junio de 2019, la planta de Nissan de Sunderland celebró la producción del vehículo número 10 millones. La factoría ha tardado 33 años en alcanzar ese hito histórico, que los los sindicatos consideran como un símbolo del porvenir de la factoría. Para los sindicatos británicos, la fábrica de Nissan de Sunderland está a salvo del plan de 12.500 despidos anunciado por el consejero delegado de la compañía, Hiroto Saikawa, 

Mientras los empleados de la planta de Nissan de la Zona Franca de Barcelona esperan con inquietud los detalles sobre los efectos del plan de reducción de plantilla, sus colegas de Sunderland mantienen una aparente calma con la seguridad de creerse fuera de peligro. 

Recortes ya en marcha

"No creemos que el anuncio global de Nissan afecte a la planta de Sunderland más allá de las reducciones de personal anunciadas el año pasado. La planta de Sunderland es una de las fábricas de automóviles más eficientes del mundo y continuamos dialogando con la compañía sobre la introducción de nuevos modelos en la planta de Sunderland", indicó un dirigente del sindicato Unite en declaraciones a la prensa del Reino Unido, que también abonó la tesis de que la factoría británica esquivará el nuevo recorte de plantilla.

Sunderland acaba de reducir su plantilla en algunos centenares de empleados que se han prejubilado, un ajuste similar al de los 600 afectados la factoría de Nissan de Barcelona. Los dos recortes se incluyen en el primer tramo de 6.400 despidos de Nissan hasta 2019, a los que se sumarán otros 6.100 en seis factorías que la empresa mantiene por ahora en secreto.

El nuevo primer ministro británico, Boris Johnson, tiró pelotas fuera en el parlamento ante una pregunta de una diputada laborista sobre el efecto en Sunderland del plan de 12.500 despidos de Nissan. Johnson se aferró a las escasas buenas noticias del sector del automóvil en el Reino Unido, que vive un continuo desplome de ventas, producción e inversiones ante la amenaza de un Brexit sin acuerdo. 

Críticas sindicales

La Federación Mundial de Sindicatos ha mostrado su rechazo a la reestructuración avanzada por Nissan, que se produce justo "en el momento en que la empresa intenta frenar las consecuencias de las acusaciones por corrupción contra su expediente (Carlos Ghosn)". "Los trabajadores de Nissan siempre han sido explotados por la transnacional, generando ganancias inmensas y ganando migajas. Los trabajadores, otro año más, no participaron en las ganancias ni del 2017 ni del 2018. O sea, la empresa que no recompensó a sus trabajadores por el incremento de rentabilidad en el pasado, ahora decidió hacerles pagar el precio de disminución de su rentabilidad", ha denunciado la central sindical. 

La factoría de Sunderland empezó la actividad en 1986 y tiene una capacidad para ensamblar unos 500.000 vehículos, entre los que se incluyen los modelos Qashqai, Juke y el eléctrico Leaf. La planta da trabajo a unos 7.000 empleados que en los últimos meses han recibido dos malas noticias: el final de la producción de modelos de Infiniti (marca de lujo de Nissan) y la marcha atrás en la decisión de producir el SUV X-Trail en Reino Unido.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.