Industria

Nissan Barcelona fabrica respiradores para otros países

El modelo diseñado por QEV Technologies ya ha sido probado con pacientes de coronavirus en el Hospital de Sant Pau

Producción del respirador en Nissan Barcelona / NISSAN

Producción del respirador en Nissan Barcelona / NISSAN

José Del Barrio

15.04.2020 19:30h

2 min

Un nuevo respirador de emergencia ha llegado a las UCI de los hospitales españoles. Se trata del modelo Q-Vent, desarrollado por la compañía QEV Technologies en colaboración con el Hospital de Sant Pau y Eurecat que será ensamblado en la planta de Nissan de Barcelona. Al llegar con los hospitales ya abastecidos, el destino de este respirador serán países emergentes aunqeu sin concretar, según han explicado los impulsores de este proyecto coaborativo.

La planta de motores y cajas de cambio de Nissan de la Zona Franca de Barcelona empezará a fabricar el respirador esta semana con una capacidad de 180 unidades diarias. Después de ser autorizado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), se ha testado en las instalaciones del Institut de Recerca del Hospital de Sant Pau con "excelentes resultados", según un comunicado. Las primeras 20 unidades serán donadas al Institut Català de la Salut con la finalidad de seguir contribuyendo a la aportación de recursos a las UCI de Cataluña y al desarrollo del estudio clínico en curso para la optimización del equipo.

El anuncio de este nuevo respirador se produce después de que Seat haya parado la producción de su modelo el viernes pasado por la falta de pedidos de la sanidad española, según avanzó la web Coche Global

Respirador robusto

Q-Vent es, según sus desarrolladores, un equipo portátil de 22 kilos que automatiza un dispositivo resucitador que asiste manualmente la respiración del paciente y es de fácil uso, pero, robusto y fiable, a la vez para suplir la falta de respiradores convencionales automáticos ante la situación de emergencia generada por el nuevo coronavirus en todo el mundo.

Permite controlar los valores de frecuencia, presión y volumen de oxígeno aportado al paciente e incluye un sistema de seguridad con alarmas sonoras y una batería interna auxiliar que, ante una eventual falta de corriente, le da una autonomía de al menos 36 minutos.

Los empleados de Nissan también han puesto en marcha la producción de viseras para el personal sanitario mediante impresoras 3D.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.