Industria

Nissan aplica un ERTE en Barcelona con la oposición del comité

Los sindicatos critican que los trabajadores perderán un 20% del sueldo y una parte de vacaciones y pagas extras

Manifestación de la plantilla de Nissan en la Ronda Litoral de Barcelona / UGT FICA

Manifestación de la plantilla de Nissan en la Ronda Litoral de Barcelona / UGT FICA

Toni Fuentes

19.03.2020 17:13h

3 min

Nissan se ha convertido en el último fabricante de automóviles en anunciar la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) y también será el último en las condiciones que aplica a los afectados. La compañía aplicará un ERTE por causa de fuerza mayor a un máximo de 3.000 empleados de Barcelona, Montcada i Sant Andreu con el rechazo del comité de empresa por la pérdida de condiciones laborales que supone para la plantilla.

La reunión mantenida este jueves en el procedimiento exprés del ERTE por fuerza mayor ha acabado sin acuerdo al acusar el comité de empresa a la compañía de actuar con "nula voluntad de Nissan de buscar un acuerdo positivo, estableciendo unas condiciones muy por debajo de lo que está cubriendo el sector". 

Rebaja de pagas extras y vacaciones

Nissan pagará un complemento equivalente a un 10% del sueldo que se suma a la prestación por desempleo, con lo que los afactados por el ERTE percibirán un 80% del salario. En Seat han llegado al 90% del sueldo y en Renault, al 85%.

En este punto, los sindicatos pedían que se llegara al 90% y también que el ERTE no afectara a las pagas extras y las vacaciones, una petición que fue rechazada por la compañía.

Eso quiere decir que los empleados de Nissan verán una reducción proporcional al periodo de suspensión de los contratos en el importe de las pagas extraordinarias y en los días de vacaciones. El ERTE se aplicará sin acuerdo aprovechando las ventajas de la reforma de las regulaciones por causa de fuerza mayor, que no prevé negociación con los sindicatos, solo una comunicación. 

Deterioro del clima laboral

Los 3.000 empleados de Nissan de Barcelona cobrarán el desempleo desde el día 16 de marzo y por tiempo indeterminado. Los sindicatos habían reclamado que se mantuviera la suspensión de la actividad mientras no se pudieran garantizar las condiciones de seguridad frente al coronavirus.

El desacuerdo será otra china en el zapato para futuras negociaciones sobre la viabilidad de la fábrica de Nissan de Barcelona, que están pendiente de un estudio de la multinacional sobre su cierra o mantenimiento y en qué condiciones. "La situación que se produce con esta decisión unilateral, no hace más que poner en riesgo las próximas negociaciones, la viabilidad de la planta y el futuro de todos/as los que trabajamos en Nissan", han advertido los sindicatos.

Justificación de Nissan

La compañía indica en una nota de prensa que "ha comunicado" a los representantes de la plantilla la medida, se ha aplicará a los empleados, de la cifra total de 3.000 afectados, que no puedan hacer teletrabajo. Ha justificado el ERTE en la necesidad de "garantizar la salud de sus empleados y ante las restricciones de movilidad y la falta de suministros provocadas por el COVID-19, que impiden el desarrollo ordinario de la actividad". Y remata el comunicado recordando que todos los modelos de la marca seguirán estando disponibles para su comercialización en todos los mercados, a pesar de la prohibición del Gobierno de apertura de concesionarios.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.