Industria

La marca Volkswagen aumenta su inversión a 19.000 millones hasta 2023

La firma aceptará reservas de su nuevo coche eléctrico VW ID a partir del 8 de mayo

El nuevo modelo eléctrico Volkswagen ID Vision, en Wolfsburg

El nuevo modelo eléctrico Volkswagen ID Vision, en Wolfsburg

Toni Fuentes

13.03.2019 08:44h

3 min

La marca Volkswagen, la que da elmayor volumen al grupo alemán, intensifica sus inversiones para los próximos años en electrificación y digitalización. La firma ha anunciado un aumento de sus inversiones hasta el año 2023 por un importe de 8.000 millones, con lo que alcanzará la cifra total de 19.000 millones de euros. La compañía ha desvelado su nueva hoja de ruta en la presentación de los resultados que tiene lugar en la sede central del grupo en Wolfsburg.

El incremento del esfuerzo inversor de la marca Volkswagen forma parte del ambicioso plan de todo el grupo alemán, en el que se incluye Seat, de lanzar al mercado 70 modelos electrificados con los que alcanzar unas ventas de 22 millones hasta 2025.

Más productividad para VW Navarra

En la anterior planificación de la marca hasta 2023, la marca Volkswagen había previsto invertir un máximo de 11.000 millones que ahora se elevan hasta los 19.000 millones. La compañía asegura que las nuevas inversiones programadas servirán para la "transformación de la marca" así como para "mitigar los costes al alza por las nuevas regulaciones de reducción de las emisiones de CO2". 

La empresa pagará las inversiones con recursos propios gracias a un plan para mejorar los ingresos y conseguir ahorros adicionales. Por una parte, la marca Volkswagen prevé una mejora de los ingresos de 5.900 millones anuales hasta 2023. Asimismo, ha puesto en marcha medidas para reducir los costes de las compras de piezas y componentes y simplificar la gama de modelos y motorizaciones. Además, la firma quiere mejorar la productividad de sus plantas, incluida la fábrica de Volkswagen de Navarra, en un 5% cada año hasta conseguir un 30% acumulado.

Ajustes de personal

Todas estas medidas permitirán a la marca insignia del consorcio alemán conseguir un margen de rentabilidad del 6% en relación con la facturación en 2022. "Esta mejora es la base para financiar los gastos necesarios para nuestra transformación y experimentar nuestras aspiraciones estratégicas en la era eléctrica", ha indicado Arno Antlitz, responsable de finanzas de la marca. 

Las medidas que pondrá en marcha Volkswagen también incluyen una reducción de plantilla en Alemania de 5.000 a 7.000 empleos mediante la amortización de puestos de trabajo de empleados que se jubilen en el ára de administración. Al mismo tiempo, la marca contratará a 2.000 empleados especializados en el área de desarrollo técnico. La reducción de plantilla se produce después de un recorte de 6.300 puestos de trabajo mediante jubilaciones como saldo neto teniendo en cuenta la creación de 2.700 empleos. Volkswagen tiene en vigor un acuerdo con IG Metall para evitar despidos.

Los primeros pasos de la estrategia de electrificación de la gama se plasmarán a partir del 8 de mayo, cuando la marca abrirá el periodo para que los clientes puedan hacer reservas del nuevo modelo ID, que se ha convertido en protagonista en la presentación de resultados. La marca se ha comprometido a vender el modelo con un precio por debajo de los 30.000 euros. La marca Volkswagen tiene previsto fabricar y vender más de 10 millones de coches eléctricos en los próximos 10 años.

Impacto del WLTP

La marca Volkswagen afrontó un 2018 complicado por las distorsiones y los costes extraordinarios por la entrada en vigor de la homologación WLTP. Como consecuencia, el resultado operativo de la división de vehículos de pasajeros de Volkswagen redujo ligeramente su beneficio operativo de 3.301 millones en 2017 a 3.239 millones en 2018. 

Una buena parte de la reducción se centró en el tercer trimestre de 2018, cuando el beneficio operativo cayó en más de 500 millones debido a los problemas derivados por las restricciones de motores, que obligaron a parar la producción durante días en varias factorías. "Tuvimos una primera mitad de 2018 muy fuerte. Entonces el WLTP tuvo un impacto significativo en el tercer trimestre. Trabajamos para recuperarnos en el cuatro trimestre. Sin embargo, no fuimos capaces de compensar del todo las pérdidas en el conjunto del año", ha indicado Ralf Brandstatter, consejero delegado de la marca Volkswagen.

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.