Industria

25 años de historias en la planta de Seat de Martorell

Varios empleados recuerdan cómo ha cambiado su trabajo y su vida desde que se inauguró la fábrica

Seat Martorell celebra 25 años

Toni Fuentes

23.12.2018 23:45h

2 min

Seat y sus trabajadores están de celebración. En vísperas de las fiestas de Navidad, la compañía y sus empleados han echado la vista atrás para conmemorar los 25 años de la inauguración de la planta de Martorell. Varios empleados explican en un vídeo que se ha proyectado con motivo de una exposición en la fábrica cómo ha cambiado su trabajo en los últimos 25 años. El repaso a esos 25 años de su vida tuvo una sorpresa final que los emocionó.

En las últimas semanas, la plantilla de Seat ha podido sumergirse en un viaje en el tiempo para retroceder al momento en el que el grupo Volkswagen inauguró, con una inversión de 1.470 millones de euros, la moderna factoría de Martorell para sustituir la vieja planta de la Zona Franca de Barcelona. Desde entonces han salido de las líneas de montaje de Martorell más de 10 millones de coches

"Antes tenía que poner una puerta en un coche y la tenía que coger a mano para colocarla, ahora ya no", explica Antonia Jiménez, una de las primeras mujeres en incorporarse en la línea de montaje y trabajar codo con codo con sus colegas operarios. 

Sorpresas en Seat

"Había mucho escepticismo porque se pensaba que si había una figura (un robot) no habría una persona pero hemos demostrado que están las figuras y están las personas", dice Bernabé Haro, uno de los pioneros en la automatización de la cadena logística de Seat

El reportaje en vídeo realizado por Seat transcurre con normalidad hasta que empiezan las sorpresas. Los empleados ven unas imágenes antiguas de la fábrica de Martorell que les trasladan emocionalmente a esos momentos. "Estas imágenes son de cuando yo llegué a Martorell en 1991. Todavía estaban colocando columnas", relata José Luis Valiente.

Las imágenes de operarios con el uniforme de hace 25 años trabajando en el ensamblaje de coches de Seat acaban por emocionar a Antonia Jiménez, que evoca sus recuerdos con la voz entrecortada: "Trabajé 20 años en la cadena de montaje y tuve muchísimos amigos allí. Me ayudaron muchísimo a adaptarme, conocí a mucha gente y pasé momentos muy buenos". 

Más que una fábrica

Y no solo eso puesto que la nueva fábrica de Seat siguió vertebrado las vidas de sus trabajadores y de las familias que salieron de la línea de montaje, como la de Antonia, que conoció a su marido produciendo el Seat Ibiza y el Córdoba.

La celebración de los 25 años de la fábrica de Martorell no estaría completa sin un pastel de cumpleaños con el que Seat sorprendió a los empleados, que soplaron las velas como si fueran ellos los que cumplen años. 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.