Industria

La falta de chips golpea duro a las fábricas españolas

La producción de vehículos en España cayó un 37,8% en mayo en relación con el mismo mes de 2019 debido a los problemas de suministro

Producción del nuevo Volkswagen T-Cross en Navarra / VW

Producción del nuevo Volkswagen T-Cross en Navarra / VW

Redacción Coche Global

23.06.2021 14:56h

2 min

La falta de microprocesadores intensificó sus efectos sobre la industria de automoción española en mayo pasado, aunque las secuelas continúan en junio todavía con más fuerza. Las fábricas de vehículos españolas ensamblaron entre enero y mayo 1,03 millones de unidades, lo que supone un 38,6% más en comparación con el mismo periodo del año pasado, pero un 19% menos si se tienen en cuenta los datos de 2019.

Según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), solo en mayo se construyeron en el territorio nacional 182.838 vehículos, un 96,8% más que en mayo de 2020, y un 37,8% menos que en el mismo mes anterior a la pandemia. 

En concreto, las plantas españolas ensamblaron 157.969 turismos y todoterrenos en mayo, un 115,4% más que el año pasado y un 32,9% menos si se compara con 2019. En los cinco primeros meses del año, se produjeron en España 817.817 coches, un 38,1% más o un 19,6% menos, en comparación con datos prepandémicos.

La falta de chips seguirá

Además, la producción de vehículos comerciales e industriales se situó en las 24.869 unidades en mayo, un 27% más o un 57,5% menos en comparación con 2019. En lo que va de año, se ensamblaron 215.064 unidades, un 41% más o un 17% menos respecto a hace dos años.

Las exportaciones de vehículos producidos en España se incrementaron en mayo un 92,6%, hasta 157.635 unidades, lo que significa un 34,3% menos que en el mismo mes de 2019. En lo que va de año, esta cifra se sitúa en las 884.244 unidades, un 43,7% más o un 13,7% menos que en 2019.

Más problemas en las fábricas

Tal como ha indicado Anfac, el desabastecimiento de microchips que se está registrando desde inicios de año, junto con la mayor debilidad del mercado nacional y los mercados de exportación, está condicionando negativamente el ritmo de producción de vehículos en España. "La falta de capacidad suficiente de fabricación de semiconductores por la alta demanda está afectando no solo a las fábricas españolas, sino a toda Europa. Para adecuar el ritmo a la disponibilidad de los componentes se han efectuado paros y retrasos en la cadencia de las líneas de producción", ha explicado Anfac. Además, desde la organización lamentan que la previsión es que esta escasez de semiconductores seguirá siendo un problema para las factorías al menos durante el primer semestre de 2022.

La publicación de los datos de producción de mayo han tenido lugar en una semana en la que han arreciado los problemas de las factorías españolas. Seat​, Volkswagen, Mercedes y Nissan han anunciado parones de días o semanas para hacer frente a la falta de componentes en los que se integran los cada vez más frecuentes chips para los coches digitalizados y conectados.

Hoy destacamos