Industria

Nuevo orden en las fábricas de coches de España

La pandemia reduce un 19% la producción en la industria de automoción en 2020 pero tiene un impacto desigual en las plantas

Fábrica de Stellantis en Vigo / PSA

Fábrica de Stellantis en Vigo / PSA

Toni Fuentes

28.12.2020 00:00h

5 min

La nueva normalidad de 2020 ha dejado también un nuevo orden en la industria de automoción. El ranking de las fábricas con más producción en España ha cambiado este año. Por primera vez en muchos años, la planta de Seat de Martorell cede la primera posición y se sitúa por detrás de las factorías de PSA de Vigo y de Zaragoza.

La producción de vehículos en España ha descendido un 19% en 2020, según Anfac, que preveía alcanzar una cifra de 2,280.000 unidades. Las fábricas españolas vivieron un noviembre dulce con un incremento del 8,5% en relación con el mismo mes de 2019, al registrar 263.633 vehículos. En el horizonte aparecen los nubarrones del impacto que pueda tener el cierre de concesionarios en Alemania y en otros grandes mercados de los que dependen las exportaciones de España.

PSA Vigo, la única que sube

Hace unos días, el director de la planta del Grupo PSA en Vigo, Ignacio Bueno, aseguraba que "probablemente" esa factoría acabaría 2020 como la más productiva de España. Efectivamente, así ha sido. debido principalmente a la positiva evolución de la planta gallega, que ha desafiado un año con varios meses de parón total o casi total ha registrado un aumento de la producción.

La principal planta del Grupo PSA en España cerrará este año 2020 con un volumen de 497.000 vehículos, un 22% más que el año pasado, debido al lanzamiento de nuevos modelos y a la buena respuesta del mercado al Peugeot 2008, entre otros. PSA Vigo acabó 2020 con un ritmo de producción de 2.300 automóviles diarios de lunes a domingo, una cadencia que se mantendrá al inicio de de 2021.

PSA Zaragoza, la segunda

La fábrica de PSA de Zaragoza también asciende y se coloca en el segundo puesto del podio de la industria de automoción española con 390.000 unidades, un nivel muy por debajo de las previsiones iniciales de lograr un récord de 485.000 vehículos. 

En diciembre, la planta ha iniciado la producción, en exclusiva mundial, del nuevo Crossland, cumpliendo así con el programa de lanzamiento a pesar de la pandemia del coronavirus. Para el director del Clúster Ibérico y de la planta de Zaragoza del Grupo PSA, Juan Muñoz Codina, este inicio de la producción es "una prueba más" de que Zaragoza se crece antes las dificultades "y sabe adaptarse con eficiencia y agilidad".

Seat Martorell cae un 30%

La dirección de Seat ha comunicado al comité de empresa que la producción de Martorell finalizará 2020 con 349.869 vehículos ensamblados, 150.131 menos (un 30% menos) que los 500.000 planificados antes de la pandemia de coronavirus. Esa cifra supone un retroceso hasta niveles similares a los que registró la planta catalana durante los peores años de la crisis financiera iniciada en 2008.

Pero el vaso está, probablemente, medio lleno teniendo en cuenta las previsiones que ha hecho Seat para 2021. El año que viene será el de la recuperación a juzgar por las cifras avanzadas por la dirección de Seat a los sindicatos, que establecen una programación de 482.180 coches fabricados en Martorell en 2021, un nivel por encima del alcanzado en 2018, cuando se lograron 474.300 vehículos.

La previsión para 2021 se mantiene a pesar de las complicaciones de última hora surgidas por la falta de abastecimiento de chips que sufre la industria de automoción a nivel mundial, que han llevado a la compañía a reorganizar la producción y a anunciar un ERTE en el primer trimestre. 

 

Volkswagen Navarra baja un 19%

La fábrica de Volkswagen de Navarra también ha sudrido las consecuencias del parón provocado por la pandemia, aunque con más suavidad que la de Seat de Martorell. La producción en 2020 ascenderá a 247.000 unidades, casi 60.000 menos (-19%) de lo previsto al empezar el ejercicio. Para 2021 espera una mejora moderada hasta 255.303 vehículos, lo que ha llevado a la empresa a prolongar el ERTE en el primer semestre a la espera de cómo evolucionen los mercados. Los 452 empleados temporales que se incorporaron en octubre para reforzar la producción también resultarán afectados por el frenazo en la actividad en la planta de Volkswagen de Pamplona.

Duro golpe a Ford Almussafes

La fábrica de Ford de Almussafes es una de las que más ha sufrido el impacto de las restricciones y la debilidad del mercado para algunos de sus modelos. La planta acaba 2020 con una producción de 230.000 vehículos, lo que supone un retroceso del 33,5% en relación con 2019. La compañía ha prolongado el ERTE en el inicio de 2021 ante de la previsión de que continúe la debilidad para los modelos que no son el nuevo Kuga, que es que tiene una mejor evolución.

Mercedes Vitoria salva el año

Mercedes Vitoria reducirá la producción de furgonetas hasta 125.000 en el conjunto de 2020. De cara al año próximo, la multinacional alemana espera fabricar en Vitoria 131.500 vehículos, con lo que tendrá que recurrir a la bolsa de horas flexibles que tiene la plantilla, que este año ha estado un mes y medio sin producción por la crisis del coronavirus.

Supresión de turnos en Renault

Las fábricas de Renault de Palencia y Valladolid iniciarán el año 2021 con la eliminación de turnos de producción que afectan a unos 400 empleados. En Palencia se suprimirá un turno de ensamblaje del modelo de SUV Kadjar, mientras que en Valladolid se reduce el ritmo de producción de un motor diésel

Año casi en blanco para Nissan

La planta de Nissan de Barcelona cerrará un 2020 con un volumen de producción simbólico debido a un parón que se prolongó desde mediados de marzo hasta bien entrado el mes de octubre. Inicialmente se debió a la pandemia y desde mayo por el anuncio de cierre. Tras el verano tuvo que afrontar la ausencia de los 500 empleados de la subcontrata logística Acciona Facility Services.

 

Hoy destacamos