Industria

Antolín trabaja en la producción de 32 coches eléctricos

El proveedor del automóvil ganó 47,2 millones en 2018, un 80% menos por el efecto de una venta en 2017

Sede central del proveedor del automóvil Grupo Antolín

Sede central del proveedor del automóvil Grupo Antolín

Redacción Coche Global

05.04.2019 15:08h

2 min

El Grupo Antolín invertirá en 2019 un total de 300 millones de euros en nuevos proyectos, entre los que cada vez tienen más importancia los coches eléctricos. El proveedor del automóvil trabaja en el suministro de componentes para la producción de 32 modelos de vehículos eléctricos, según ha anunciado la compañía.

De esos 32 vehículos propulsados por baterías en los que trabaja Antolín, hay 21 modelos que todavía no han sido lanzados al mercado. En concreto, Antolín suministrará a todos los modelos de la nueva plataforma de vehículos eléctricos de Volkswagen en Europa, a gran parte de los coches eléctricos que llegarán a China y al vehículo eléctrico que Ford tiene previsto producir en México para todo el mundo.

Para el lanzamiento de este último modelo de Ford, Grupo Antolín construirá una nueva fábrica en Cuautitlán (México), que suministrará el panel de puertas y el panel de instrumentos. En este proyecto también participan las plantas de Antolín en Arteaga y Toluca. La nueva planta de Cuautitlán empleará a más de 100 personas.

Oportunidad de negocio

Para Antolín, "la movilidad del futuro supone una oportunidad de negocio y crecimiento" para la compañía, que apuesta por desarrollar productos más integrados, que incorporen más tecnología y electrónica ofreciendo nuevas funcionalidades y soluciones de iluminación y reduciendo, al mismo tiempo, el peso.

A final de 2018, la compañía tenía en marcha 429 proyectos después de iniciar el trabajo en 112 nuevos encargos recibidos por parte de los fabricantes de vehículos. El año pasado, Antolín estrenó tres factorías, dos en China y una en EEUU.

El beneficio operativo bruto del Grupo Antolín ascendió en 2018 a 356 millones de euros, lo que supone un descenso del 23,7%. La multinacional con sede en Burgos facturó 5.425 millones en 2018, un 3,2% más. Las ganancias netas cayeron un 80%, hasta 47,2 millones, debido al efecto en la comparación de la venta de la división de asientos a Lear por 290 millones en 2017.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.