Eventos

El BMW i4 planta cara a los deportivos eléctricos

El prototipo presentado en el Salón de Ginebra virtual tiene 530 caballos y una autonomía de hasta 600 kilómetros

El consejero delegado de BMW junto al BMW i4 / BMW

El consejero delegado de BMW junto al BMW i4 / BMW

Pau Rodríguez

03.03.2020 14:29h

2 min

Deportivo, gran coupé, premium y eléctrico de grandes prestaciones. Es el nuevo BMW i4, la apuesta de la marca alemana para competir con el Tesla Model S y el Porsche Taycan y cuyo prototipo ha sido presentado por la la marca en el Salón del Automóvil de Ginebra virtual tras su cancelación por el coronavirus. 

El motor eléctrico del BMW i4 desarrollará hasta 530 caballos de potencia y permitirá al modelo acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en casi cuatro segundos y alcanzar una velocidad máxima de más de 200 kilómetros por hora. Su batería de alto voltaje pesa aproximadamente 550 kilogramos y permite al modelo alcanzar una autonomía de hasta 600 kilómetros.

La producción en serie del nuevo BMW i4 arrancará en 2021 en la planta principal del grupo BMW en Múnich. Cerca del 90% del equipo de fabricación existente en el taller de carrocerías puede incorporarse al proceso. Sin embargo, el 10% restante, especialmente la maquinaria involucrada en la construcción de la estructura trasera, tendrá que ser nueva.

Nueva imagen de BMW

El nuevo i4 será el primer modelo totalmente eléctrico del grupo en el segmento premium de tamaño mediano. Concebido como un gran coupé de cuatro puertas, será uno de los primeros pasos hacia una nueva identidad de la marca BMW que se aprecia con claridad el sus característicos riñones de la parrilla. "El BMW Concept i4 lleva la electrificación al núcleo de la marca BMW. El diseño es dinámico, limpio y elegante. En resumen, un BMW perfecto que además genera cero emisiones", ha asegurado el vicepresidente senior de diseño del grupo alemán, Adrian van Hooydonk.

El exterior del modelo presenta una parrilla de riñones cerrada que se convierte en un "panel inteligente" que aloja varios sensores, ya que sin un motor de combustión no es necesaria la refrigeración. El interior del modelo está centrado en el conductor. El nuevo 'display' curvado de BMW se complementa con el volante para revelar una nueva visión del diseño orientado hacia el conductor. La tecnología de vidrio no reflectante de la pantalla elimina la necesidad de una cubierta para darle sombra y contribuye al diseño despejado del salpicadero.

"Con el 'display' curvado de BMW, hemos redefinido el enfoque hacia el conductor distintivo de BMW de una manera extremadamente elegante. Al mismo tiempo, el BMW Concept i4 transmite una sensación de placer de conducción sostenible", ha señalado el director de BMW Design, Domagoj Dukec.

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.