Eventos

La última oportunidad para diésel y gasolina

Maroto considera "preciso" seguir mejorando los motores de combustión y renovar el parque móvil

La ministra de Industria, Reyes Maroto, y la presidenta de Sernauto, Helena Antolín, en Automotive Meetings Madrid

La ministra de Industria, Reyes Maroto, y la presidenta de Sernauto, Helena Antolín, en Automotive Meetings Madrid

Ángel González

26.06.2019 15:26h

3 min

El objetivo de la descarbonización de la economía en el horizonte de 2050 no tiene atajos milagrosos. La ministra de Industria en funciones, Reyes Maroto, ha abierto la puerta a una última oportunidad de los motores de gasolina y diésel con el fin de que mejoren su eficiencia y contribuyan a la reducción de emisiones de gases. Sería algo así como una transición gradual hacia los vehículos eléctricos y de hidrógeno

La ministra considera que para promover la reducción de emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero es "preciso" que se siga mejorando la eficiencia de los motores de combustión, así como que se produzca una renovación del parque móvil. Durante la clausura de la primera jornada de Automotive Meetings Madrid, Maroto subrayó que para conseguir los objetivos de reducción de emisiones fijados por Europa, recogidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, también es necesario promover nuevas tecnologías de propulsión como el hidrógeno, el gas natural o el vehículo eléctrico.

En este contexto, la ministra identificó la transición hacia una economía descarbonizada y conseguir un modelo económico circular y medioambientalmente sostenible como unos de los principales retos a los que se enfrenta el sector de la automoción. "Esta transición es inevitable, siendo responsabilidad de todos los agentes públicos y privados garantizar un proceso justo y ordenado", apuntó.

Desfíos de la movilidad eléctrica

La ministra no tiene dudas de que la movilidad eléctrica proporciona ventajas asociadas a la reducción de emisiones contaminantes y menores ciclos de mantenimiento, pero a la vez, considera que presenta "numerosos desafíos", como son la necesidad de promover un diseño innovador, el desarrollo de la tecnología de las nuevas baterías, los puntos de recarga e, incluso, la adaptación de los trazados de las carreteras para hacer del vehículo eléctrico un medio de transporte "competitivo y eficaz".

Así, Maroto señaló que, en el terreno específico del vehículo eléctrico, el Gobierno quiere garantizar que, al igual que ocurre con las tecnologías más tradicionales, España cuente con actores destacados a lo largo de toda la cadena de valor. "Queremos convertir a España en una plataforma de inversión y desarrollo de las tecnologías asociadas con el vehículo eléctrico, en un punto de encuentro de los principales actores en la movilidad del futuro", agregó.

Los fabricantes de automóviles advierten de que no se lleva a cabo de forma correcta esa transición puede tener consecuencias muy negativas sobre la industria. "Si no se hacen bien los deberes, esta industria puede bajar de su actual peso del 10 % en el PIB nacional", ha asegurado Mario armero, vicepresidente ejecutivo de Anfac. Por el contrario, ha apuntado que si la industria logra una "transformación ordenada" puede suponer en el futuro un negocio de 300.000 millones de euros para España y todos los agentes.

Aumento de las ventas

Armero ha vaticinado que se va a producir hasta 2040 "como mínimo" un aumento anual en la venta de automóviles en todo el mundo, que en ese año podría alcanzar 118 millones de unidades. La previsión de Anfac supondría que en 2040 se matricularían un 37 % más de vehículos en todo el mundo que los registrados en 2018.

Armero ha puntualizado sobre esas ventas futuras que "tendrán diferentes patrones" en relación con la electrificación del parque. De momento, la industria atraviesa "una revisión" de la estrategia automotriz por el "impacto de la electrificación".

La presidenta de la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto), María Helena Antolín, ha destacado el papel de liderazgo mundial en el sector de los componentes en términos de innovación, tecnología, experiencia y calidad. Ha abogado por "fortalecer la relación" entre las patronales Sernauto y Anfac para gestionar con una sola voz el nuevo escenario en la industria de la automoción. 

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.