Tendencias

El túnel para coches de Elon Musk empieza las pruebas

El emprendedor fue a 130 km/h en el viaje inaugural aunque llegará a 240 km/h

Primer túnel de Elon Musk con The Boring Company

Toni Fuentes

20.12.2018 01:00h

3 min

El nuevo túnel de Elon Musk para luchar contra los atascos de tráfico ha empezado las pruebas. El viaje inaugural del primer túnel de la empresa The Boring Company en Los Ángeles fue una experiencia entre surrealista, divertida y claustrofóbica retransmitida en directo a través de Youtube. 

Un grupo de periodistas y trabajadores de The Boring Company aguardaban impacientes la llegada de Elon Musk a una sala habilitada para la presentación en la boca de un túnel de menos de cuatro metros de diámetro que se iluminaba de diferentes colores con luces de neón. Del túnel no salió el previsible vagón de metro en la inauguración de una línea del suburbano, sino que, de repente, se escuchó un zumbido y surgió envuelto en las luces de colores un Tesla Model X con las ruedas calzadas en unas plataformas que lo convierten en una locomotora de tren. 

El fin de los atascos

Del coche eléctrico apareció el polémico emprendedor Elon Musk, que vendió PayPal para comprar Tesla y fundar SpaceX y The Boring Company. Con su filosofía de buscar soluciones a los problemas de la sociedad que para algunos recuerda a la del multimillonario, emprendedor e inventor Tony Stark, que encarna el superhéroe de Marvel Iron Man, Elon Musk se presentó con "algo que finalmente puede acabar con los terribles problemas de tráfico". 

La solución de los túneles que permitirán viajar a 240 km/h es mejor que la de otras propuestas futuristas como la de los coches voladores, según Musk, debido a que permite viajar en unas condiciones estables con independencia del tiempo que haga en el exterior y es más económico. Porque Musk no se ha conformado con construir un túnel para que los coches puedan viajar casi tan rápido como un AVE, sino que también ha revolucionado la técnica de perforación para que sea mucho más barata y rápida. 

"¿No hay peligro de que se hunda?", preguntó una periodista de la cadena de televisión CBS a Elon Musk mientras compartía un trayecto por el túnel. "No, en absoluto, puedes estar tranquila, está todo reforzado", respondió el propietario de The Boring Company. La construcción del primer túnel de 1,8 kilómetros ha costado unos 10 millones de dólares. Además, el sistema cuenta con la ventaja de que se pueden agrupar túneles sin límite. 

De momento, el viaje inaugural se ha hecho a una velocidad más baja de unos 130 km/h para ir probando la respuesta del coche en el túnel. Algunos de los que han podido viajar en el nuevo medio de transporte destacaban el bamboleo del coche, algo que se mejorará en el futuro con una superficie más homogénea. La red de túneles que proyecta The Boring Company contará con numerosas 'estaciones' que son en realidad unos ascensores para entrar y salir.    

Los requisitos para poder hacer el viaje subterráneo es disponer de un coche eléctrico y autónomo para garantizar la seguridad. El coche tendrá que tener instalados unos adaptadores retráctiles en las ruedas delanteras que actúan como guías en el túnel. Pero estos túneles son solo el principio de la revolución del transporte que promete Elon Musk ya que en el futuro estarán conectados con el sistema Hyperloop, que permite desplazarse bajo tierra en cápsulas a una velocidad de 1.200 km/h aprovechando la energía del vacío.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.