Tendencias

104.000 conductores cazados por usar el móvil en 2018

La DGT prevé más sanciones en 2019 por la intensificación en la lucha contra las distracciones

Un conductor utiliza el teléfono móvil en un coche

Un conductor utiliza el teléfono móvil en un coche

Pau Rodríguez

24.06.2019 21:11h

3 min

La Guardia Civil de Tráfico cazó a 104.000 conductores por usar el teléfono móvil al volante en 2018, según ha explicado el director general de Tráfico en funciones, Pere Navarro. La cifra de denuncias irá a más este año porque la DGT ha puesto como prioridad la lucha contra las distracciones causadas por los 'smartphones' con las cámaras disponibles y otras nuevas instaladas en furgonetas camufladas.

"Mucho me temo que van a subir las sanciones por usar el teléfono móvil, porque me fijo en que sigue habiendo gente con el móvil en la mano", ha indicado Navarro durante la presentación, este lunes en Madrid, de la nueva campaña de prevención de Orange sobre el uso del móvil al volante, campaña enmarcada en la iniciativa de la compañía 'Por un uso Love de la tecnología' y en la que colabora la DGT.

Durante la presentación, Navarro ha recordado que la DGT tiene sobre la mesa modificar la Ley de Tráfico para equiparar el uso del móvil al volante con el consumo de alcohol y drogas. De hecho, ha insistido en que el anteproyecto de ley para modificar la normativa de tráfico ya está acabado y a la espera de que haya un nuevo Gobierno para que se apruebe.

Castigo más duro

Según ha asegurado, el documento no recoge un aumento de la cuantía de las multas económicas (ahora supone una sanción de 200 euros) por usar el móvil al volante, pero sí un incremento de la pérdida de puntos. De los 3 que se retiran ahora, se prevé aumentar a 6 la pérdida de puntos del carné, igualando así este comportamiento al consumo de alcohol o drogas. Tal y como ha sostenido el director general de Tráfico, desde 2016 las distracciones aparecen como primera causa de accidentes viales con fallecidos, una tendencia que se mantiene estable desde entonces. En este sentido, uno de cada tres accidentes mortales se produjeron por una distracción y de éstos "al final estaba detrás el teléfono móvil", según Navarro.

Para evitar más muertes en las carreteras por culpa de estos dispositivos, es necesario, según Navarro, "informar, concienciar, abrir el debate, explicarlo hasta la saciedad" para luego "intentar vigilar, controlar, para que no haya sensación de impunidad". Para el responsable del organismo, "todo el mundo es consciente" de que utilizar el móvil mientras se conduce es "muy peligroso", pero lamenta que "todos" lo hagan y "con frecuencia". Por ello, considera "insuficiente" apelar solo a la responsabilidad del conductor, dado que también el pasajero tiene parte de responsabilidad en las acciones de quien maneja el vehículo.

En cualquier caso, ha reflexionado sobre la innecesidad de estar pendientes a cada momento de los mensajes de WhatsApp que llegan al móvil: "Habría que relativizar qué entendemos por urgente; urgente, urgente, urgente, hay muy pocas cosas". "Con WhatsApp, el mensaje es gratis; antes, cuando te cobraban por el mensaje, te lo pensabas dos veces; ¿es urgente, importante? Lo mismo pasa con la fotografía, antes te lo pensabas dos veces antes de apretar el botón, y es que lo que no cuesta no se valora", ha añadido.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.