Tendencias

Los conductores confiesan antes del 'superpuente' de agosto

Los automovilistas admiten que abusan del teléfono móvil y que conducen hasta cuatro horas sin parar

Vehículos parados durante la operación salida / EFE

Vehículos parados durante la operación salida / EFE

Redacción Coche Global

13.08.2019 23:05h

4 min

Este año hay 'superpuente' de agosto. La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé 7,8 millones de desplazamientos por carretera de largo recorrido desde este miércoles al domingo, al ser este año el festivo nacional del 15 de agosto un jueves. Un par de estudios revelan las confesiones de los conductores sobre sus distracciones y conductas temerarias. 

El 'superpuente' del 15 de agosto coincide con varios acontecimientos que implican mayores intensidades de tráfico: festividad de la Asunción de la Virgen María, cuatro días de fiesta, el final y el inicio de una quincena de vacaciones y muchas fiestas mayores. Durante estos días, los conductores estarán especialmente vigilados por tierra y por aire por la Guardia Civil, la Ertzaintza y los Mossos en busca de las infracciones más problemáticas en la seguridad vial: las distracciones por el teléfono móvil, excesos de velocidad y la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas.

Los conductores confiesan

Según un estudio elaborado por Liberty Mutual Insurance, casa matriz de Liberty Seguros, más de la mitad (56%) de los conductores españoles admite que su teléfono móvil es la mayor distracción al volante. Tal y como revela el estudio, basado en las respuestas de más de 8.000 ciudadanos de seis países, los españoles se distraen con los 'smartphones' en mayor medida que los portugueses (50%) y, sobre todo, que los estadounidenses (29%), franceses (27%), irlandes (25%), e ingleses (18%).

También son los españoles los que más se distraen con el navegador: un 21% lo menciona como factor de distracción al volante, frente al 17% que registra Portugal, el 13% de Francia y Reino Unido, y el 10% de Irlanda.

Distracciones por acompañantes

El estudio también contempla el peligro de las distracciones cuando van acompañantes en el coche. Así, muestra que son los niños quienes generan mayores distracciones a los conductores españoles (23%), más que un amigo, pareja o familiar (13%). Esto es así de forma destacada en Francia, donde 1 de cada 4 se muestra preocupado por esta distracción o Irlanda, donde un 24% también considera que los niños como acompañantes distraen.

Los resultados también han arrojado, con alta unanimidad en los cinco mercados europeos, que los ciclistas constituyen uno de los principales focos de distracción, siendo en España un 35%, un 39% en Inglaterra, y un 38% en Francia e Irlanda. En Estados Unidos, en cambio, esta cifra llega solo a un 19%.

Para los conductores españoles los propios peatones funcionan también como fuente principal de distracciones mientras se está conduciendo (27%), aunque es en Francia donde se perciben como más peligrosos (40%), registrando cifras más bajas en el resto de los mercados: Irlanda (23%), Inglaterra (21%), Portugal (19%) y Estados Unidos (15%).

El peligro de las prisas

Dentro del análisis, hay un apartado dedicado al riesgo que supone la conducción cuando se va con prisa. Así, un tercio (33%) de los conductores españoles admite acelerar cuando esto ocurre, aunque son los que menos probabilidades tienen de caer en conductas de riesgo en comparación con los conductores de Francia (44%), Irlanda (42%), Portugal (42%) y Estados Unidos (55%).

De hecho, los resultados del estudio sugieren que los conductores españoles tienen menos probabilidades de cambiar su forma de conducir cuando van con prisa (32%), en comparación con el Reino Unido (35%), Irlanda (26%), Francia (22%), Portugal (21%) y Estados Unidos (24%).

Por último, en España solo un 3% realiza acciones paralelas al volante, tales como comer o maquillarse, cuando se va con prisa, mientras que en Irlanda esta cifra se cuadriplica (12%).

Pero entre los malos hábitos de los conductores que pueden ser peligrosos en este superpuente de agosto también se encuentra la falta de descansos. El 15,7% de los conductores europeos admite haber sufrido un accidente de tráfico por culpa de la fatiga, según el Eurobarómetro Europeo de la Fatiga 2019, elaborado por el RACE y la Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA) con el apoyo de la DGT.

4 horas sin parar

Según el estudio, basado en 3.400 encuestas a conductores de 15 países europeos, un 26,8% de los participantes asegura intentar acortar el tiempo de viaje para llegar cuanto antes a su destino, y el 9,2% admite haber tenido que parar a descansar por cansancio extremo al volante. Además, la mitad reconoce haber tenido sueño mientras conduce en un trayecto largo.

El Eurobarómetro revela que los conductores italianos, franceses y británicos son los que presentan mayor riesgo de sufrir un siniestro por fatiga y/o somnolencia. Si se tiene en cuenta el perfil del conductor europeo accidentado por fatiga al volante, se trataría de un joven entre 18 y 24 años que, o no se detiene a descansar, o lo hace después de llevar más de 4 horas conduciendo, y cuando lo hace, para 5 minutos o menos.

En general, los conductores europeos que declaran haber sufrido más accidentes, así como los que se quedan dormidos, tienen en común que no paran a descansar o lo hacen a partir de las 4 horas de conducción continuada, lo que establece una relación directa.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.