Tendencias

El dilema del avión eléctrico ZER0: volar sin emisiones pero más lento

El estudio de diseño de Joe Doucet plantea un singular prototipo propulsado por baterías y que tarda un 20% más que un 'jet'

Prototipo de avión eléctrico HER0

Prototipo de avión eléctrico HER0

Pau Rodríguez

05.02.2020 14:43h

2 min

La reducción de las emisiones en la aviación es una de las grandes asignaturas pendientes. Hace unos días, la alcaldesa de Barcelona amagaba con bloquear la ampliación del aeropuerto de Barcelona hasta que las aerolíneas se pongan las pilas para recortar la contaminación que generan. El reto no es sencillo, pero en el horizonte aparecen algunas propuestas de solución, como la del prototipo de avión eléctrico ZER0, que elimina las emisiones pero con algunos sacrificios.

Al igual que la movilidad eléctrica aplicada en los automóviles comporta la pérdida de algunas prestaciones de los coches con motor de combustión interna como la elevada autonomía del diésel o la amplia oferta de gasolineras, en los aviones eléctricos del futuro pasa lo mismo o más incluso. Hasta ahora, las propuestas presentaban enormes limitaciones debido a la gran cantidad de energia necesaria para dsplazar un vehículo tan pesado. O eran aviones eléctricos muy pequeños o con poca capacidad o con una autonomía de vuelo muy reducida.

Diseño innovador del avión eléctrico

Pero un innovador diseñador norteamericano ha puesto sobre la mesa un avión eléctrico llamado HER0 (acabado en un cero para remarcar que se trata de una aeronave 100% eléctrica) que abre nuevas posibilidades. En primer lugar, su diseño rompe con la forma y la estética convencional de un avión ya que tiene unas alas de gtan tamaño situadas de forma perpendicular al cuerpo de la aeronave justo en la cola. De esa manera se mejora la eficiencia en el gasto energético al permitir una elevación y sustentación mejorada.

Pero hay también una gran diferencia con un avión comercial a reacción: el prototipo de HER0 va equipado con tres grandes motores eléctricos que mueven hélices en lugar de las habituales turbinas. Como consecuencia de estos cambios, el avión eléctrico tardaría un 20% más que uno propulsado por queroseno.

"Me parece que hay tecnología disponible y un deseo de los usuarios de viajar mejor, incluso si el vuelo tarda un poco más de tiempo", indica Joe Doucet en declaraciones a Fast Company. ¿Compartirá la población la aceptacion de ese 'slow flight' a cambio de no contaminar? Con este avión, sería factible que Greta Thunberg atravesara el Atlántico volando en lugar de hacer una larga travesía en velero.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.