Industria

La OCU reclama a Volkswagen 22,5 millones por el dieselgate

El juicio por la demanda de 7.500 afectados por el trucaje de motores en España tendrá lugar el 17 de febrero

Volkswagen implementa la solución de software a los motores del dieselgate

Volkswagen implementa la solución de software a los motores del dieselgate

Redacción Coche Global

07.10.2019 20:35h

2 min

El juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid celebrará el próximo 17 de febrero el juicio por la demanda colectiva de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) contra Volkswagen-Audi España por el trucaje de motores diésel, conocido como "dieselgate".

La decisión del titular del juzgado se ha producido ante la falta de acuerdo entre las partes, informa en nota de prensa la agrupación, que representa a más de 7.500 consumidores afectados, para los que exige más de 22,5 millones de euros en indemnizaciones en concepto de daños y perjuicios, en torno a unos 3.000 euros por perjudicado.

Es un nuevo paso en la demanda, que se interpuso en junio de 2017 tras un intento fallido de conciliación, fue admitida a trámite casi un año después, y de la que hoy ha tenido lugar su audiencia previa. La OCU denuncia ahora el "diferente tratamiento" que ha usado Volkswagen con los afectados, ya que mientras "indemniza a los consumidores americanos", donde ha acordado pagar entre 5.000 y 10.000 dólares (entre 4.000 y 8.000 euros) por vehículo, "o llega a acuerdos en Australia, mantiene una actitud muy diferente en Europa, donde los obliga a acudir a los tribunales".

Inmovilidad de la Administración

Esta actitud se ha visto favorecida por la "inmovilidad absoluta de las diferentes administraciones" españolas que no han sancionado a la empresa "a pesar de que ésta ha reconocido de forma abierta la manipulación de las emisiones y el engaño", en opinión de la organización. No obstante, confía en que finalmente la justicia reconozca los derechos de más de 7.500 usuarios personados, si bien lamenta la demora en la resolución del procedimiento.

Según la Agencia de Protección Ambiental estadounidense (EPA, por sus siglas en inglés), Volkswagen utilizó un software para alterar los resultados de sus emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) en los ensayos de homologación.

Como resultado, en la conducción normal en carretera los vehículos pueden exceder hasta 40 veces lo que certificaba la empresa, que posteriormente admitió que este trucaje también se aplicó a los modelos vendidos en Europa.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.