Industria

Nissan subirá el sueldo un 6% en tres años en la planta de Sant Andreu

El acuerdo firmado deja las fábricas de Zona Franca y Montcada como únicos centros sin convenio renovado

Planta de Nissan de Sant Andreu de la Barca

Planta de Nissan de Sant Andreu de la Barca

Redacción Coche Global

20.12.2018 19:14h

2 min

La plantilla de la fábrica de Nissan de Sant Andreu de la Barca recibirá una subida salarial acumulada del 6% en tres años gracias al nuevo convenio colectivo acordado. El pacto deja las factorías principales de Zona Franca y de Montcada i Reixac como los únicos centros de Nissan en España sin convenio colectivo renovado después de meses de negociación infructuosa.

El nuevo convenio colectivo firmado para el centro de Sant Andreu establece subidas de las nóminas del 1,5% en el primer año (de abril de 2018 a marzo de 2019); 2,5% en el segundo (abril de 2019 a marzo de 2020) y 2% en el tercero y último (abril de 2020 a marzo de 2021).

El acuerdo también incluye un mecanismo de flexibilidad interna con una bolsa de 30 horas anuales por empleado para ampliar o reducir la jornada has ta dos horas diarias con un límite de seis horas semanales con el fin de adaptar la producción a las necesidades del mercado. 

Negociación en Barcelona

Los trabajadores de la antigua factoría de Estampaciones Metálicas y Transformados Industriales (Emtisa) carecían hasta ahora de un convenio colectivo propio y se habían movilizado en varias ocasiones en los últimos años para presionar a la multinacional japonesa. Emtisa era propiedad de Nissan desde 2006 pero se incorporó en el holding industrial Nissan Motor Ibérica en 2016. La planta de Sant Andreu es la encargada de suministrar bastidores y suspensiones para los vehículos que se ensamblan en la fábrica de Barcelona.

Después del acuerdo con el comité de empresa de Sant Andreu y los anteriores con las plantas de Ávila y Cantabria, las plantas de Zona Franca y de Montcada i Reixac se convierten en las únicas que no disponen de convenio renovado. Los contactos con la dirección se reanudaron hace unas semanas después de un parón desde el verano en la negociación del convenio, aunque todo apunta a que no habrá avances sustanciales en los próximos meses. Las elecciones sindicales a principio de 2019 y la espera de un plan industrial para definir el futuro y una solución a la baja producción dificultan la negociación. 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.