Industria

I+D al servicio (todavía) de una moto de gasolina

Los investigadores del laboratorio de Repsol desarrollan un nuevo aceite un 10% más limpio y duradero para Kymco

Repsol desarrolla un aceite para motos de Kymco un 10% más limpio

Toni Fuentes

19.12.2019 22:54h

3 min

A partir de este mes de diciembre, las motos de gasolina de Kymco incorporarán una nueva generación de su aceite Works. Mientras desarrolla su apuesta por la electrificación con modelos de gama alta como RevoNex, la marca taiwanesa también sigue mejorando la eficiencia de los motores de combustión de sus escúters de la mano de Repsol.

Cuando se inauguró el Repsol Tecnology Center en 2002 en 17 hectáreas en Móstoles no existía el cerco a los motores de combustión que ahora se estrecha cada vez más, y los vehículos eléctricos eran prácticamente inexistentes. A pesar del entorno hostil a la gasolina y el diésel, unos 200 investigadores siguen buscando cómo mejorar la eficiencia de los motores térmicos con mejores carburantes y lubricantes como la nueva generación de Works de Kymco.

150 ensayos y 1.200 horas

"En un entorno de transición energética se habla solo de vehiculos eléctricos pero no debemos olvidar que la mayoria del parque son y seguiran sieno durante bastante tiempo los vehiculos de combustion", ha explicado Carlos Wang, director general de Kymco España, durante la presentación del nuevo aceite Works.

El resultado del I+D destinado al proyecto de la marca de motos es un aceite que mejora un 10% la limpieza y durabilidad del lubricante, un elemento crucial en un motor de un escúter por la alevada presión que tiene que soportar con muy poco aceite, alrededor de un litro. Entre las propiedades del nuevo lubricante desarrollado por Repsol para Kymco se encuentra una reducción de las partículas fruto de la combustión que acaban en el catalizador, mayor resistencia a la oxidación y menos residuos en cámara de combustión.

El proceso para conseguir esas mejoras no ha sido fácil. Un equipo de 11 investigadores del laboratorio de Repsol se han dedicado a buscar una nueva combinación de los componentes, que incluyen aditivos innovadores, y a probar sus resultados con 150 ensayos de seis fórmulas en un total de 1.200 horas de test. Una moto del modelo Kymko Like funcionó durante 342 horas en el laboratorio de Móstoles recorriendo una distancia equivalente a 12.160 kilómetros    

Duplicar las ventas de Works

Tomás Pérez, asesor en lubricantes de Repsol y 'padre' del aceite Works, muestra las probetas, matraces y pucheros en los que los técnicos, con ayuda de robots colaborativos, han mezclado y probado el nuevo aceite más milagroso incluso que la primera generación. En las mismas instalaciones en las que se desarrollan los carburantes y los lubricantes de la moto con la que Marc Márquez sigue ganando campeonatos de motociclismo, Tomás Pérez explica las "perrerías" a las que someten el motor y el aceite de Kymco para comprobar su rendimiento en condiciones extremas: más de 300 horas seguidas de funcionamiento, una temperatura que va de más de 100 grados a 40 bajo cero y en la moto más exigente en términos de lubricación.  

La primera generación del aceite Works ha servido como prueba en condiciones reales de los beneficios que aporta un lubricante desarrollado específicamente para motores de Kymco pero que puede ir bien en cualquier escúter con motor de cuatro tiempos. El fabricante se ha marcado como objetivo duplicar las ventas del nuevo Works, que ya ha recibibo unos pedidos, antes de que empiece su producción en serie en la refinería de Puertollano esta semana, que suman 164 toneladas, lo que supone un 85% de las 190 toneladas de la primera generación que se vendieron de 2017 a 2019. En el horizonte se encuentra la aspiración de Kymco y Repsol de exportar el aceite 'made in Spain'.   

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.